Área de Chicago

Seis nuevos sacerdotes para la Arquidiócesis de Chicago

By Catholic New World
June 1, 2017

La Arquidiócesis de Chicago dio la bienvenida a seis nuevos sacerdotes el 20 de mayo. Ellos proceden de México, Polonia, Indiana y la Arquidiócesis misma, y tienen una edad que va de los 27 a los 44 años. Los hombres, que iniciarán sus nuevas asignaciones el 1ro de julio, han recorrido caminos variados hacia la ordenación. Sepa más de ellos aquí, y únase a Chicago Católico en felicitarlos.

Radley Alcantara, 29 años

Primera asignación: St. Anastasia, Waukegan

Lugar de nacimiento: Portage, Indiana

Educación: Nativity of Our Savior School y Portage High School en Portage, Indiana; Indiana University; University of St. Mary of the Lake/Mundelein Seminary

Padres: Renato y Dionisia Alcantara

Primera misa: 20 de mayo a las 4:30 p.m. en la iglesia Nativity of Savior, Portage, Indiana

Cuando Radley Alcantara les dijo a su familia y amigos que iba a ser sacerdote, pensaron que estaba loco, dijo. Un niño hiperactivo, había ido a la escuela de negocios a aprender cómo hacer mucho dinero –no solo para él y su familia, sino también para ayudar a otras personas.

“Mis padres vinieron a los Estados Unidos desde las Filipinas para que mis hermanos y yo pudiéramos alcanzar el “Sueño Americano”, dijo.

Pocos meses después de trabajar en la banca de bienes raíces comerciales en Chicago, se inquietó.

“Pronto me di cuenta de que Dios me estaba llamando para algo más que un tipo de trabajo que pondría más dinero en mis bolsillos”, dijo. “Durante este tiempo, fui a misa diariamente, y me uní a un grupo de discernimiento llamado InSearch. Fue después de un año de discernimiento que sentí el fuerte llamado para hacer la solicitud al seminario”.

“Me encontré siendo invitado a un viaje de servicio verdadero. Fui invitado a pasar por alto los tesoros de nuestro mundo: prestigio, honor, fama, riqueza y poder, y en cambio, buscar los tesoros del Reino de Dios: una vida de alegría al servicio de otros, especialmente los pobres y marginados”.

Timothy Anastos, 28 años

Primera asignación: Mary, Seat of Wisdom Parish, Park Ridge

Lugar de nacimiento: Mundelein

Educación: Santa María del Popolo School y Carmel Catholic High School, en Mundelein; University of Illinois en Urbana-Champaign; Pontifical North American College, en Roma

Padres: William y Kathleen (Myers) Anastos

Primera misa: 21 de mayo a las 10:30 a.m. en la parroquia Most Blessed Trinity, sitio de Immaculate Conception, Waukegan

Timothy Anastos creció al otro lado de la calle del Seminario de Mundelein. Durante la escuela primaria, dice, él y sus amigos solían colarse en los terrenos del seminario e iban a pescar en el lago. “Nunca pensé que me encontraría de regreso allí preparándome para el sacerdocio de Jesús Cristo”, dice.  Anastos menciona que supo por primera vez que tenía vocación para el sacerdocio cuando estaba estudiando en la Universidad de Illinois en Champaign-Urbana.

“Fui al sacramento de la confesión por primera vez en mucho tiempo”, dijo. “Desde ese momento, comencé a pensar en la idea del sacerdocio y no pude sacarla de mi cabeza”.

“Uno de los consejos más grandiosos que recibí fue del único otro sacerdote que creció en mi propia parroquia de origen, como lo hice yo. Me dijo, “Tim, recuerda siempre que tu vocación es al Cristo Crucificado y a nadie más. Él es tu fuerza y tu alegría y tu paz”.

Moisés Navarro, 27 años

Primera asignación: Most Blessed Trinity, Waukegan

Lugar de nacimiento: Guadalajara, México

Educación: Charles Gates Dawes School, Chicago High School for Agricultural Sciences, St. Joseph College Seminary en Loyola University Chicago y University of St. Mary of the Lake/Mundelein Seminary

Padres: Fortunato Navarro y María Aldaz

Primera misa: 21 de mayo a la 1:15 p.m. en St. Francis of Assisi, 813 W. Roosevelt Road

Moisés Navarro nació en México y llegó a Chicago con sus padres cuando era un niño. Fue monaguillo en su parroquia y comenzó a pensar en el sacerdocio cuando estudiaba el segundo año de secundaria. Su pastor recomendó que terminara la secundaria antes de tomar una decisión, y él terminó asistiendo a Purdue University en West Lafayette, Indiana. Cuatro años más tarde, se había apartado de la fe y estaba trabajando para obtener un grado universitario que no le daba alegría, dijo. En ese momento, comenzó a asistir a misa diariamente en el  campus.

“Estaba lleno de alegría y satisfacción y finalmente después de muchos años tenía paz en mi corazón”, dijo. “Yo quería más.”

Durante un retiro juvenil del verano, él rezó y pidió a Dios lo que quería. 

“Durante las oraciones, mis recuerdos de sacerdotes alegres continuaban regresando a mí y cuando volví del retiro llamé a mi pastor anterior y humildemente le pedí orientación para ingresar al seminario”, dijo Navarro.

Ese otoño, ingresó a St. Joseph College Seminary y completó su título en filosofía en dos años antes de mudarse a Mundelein. Este año, su pastor anterior, padre Don Nevins, le invistió por primera vez como sacerdote.

Trenton Rauck, 44 años

Primera asignación: St. Peter, Volo

Lugar de nacimiento: Indianapolis

Educación: St. Gabriel School y Cardinal Ritter Catholic High School en Indiana; Indiana University; University of St. Mary of the Lake/Mundelein Seminary

Padres: William y Gail (Jones) Rauck

Primera misa: 21 de mayo a las 10:30 a.m. en St. John Cantius, 825 N. Carpenter St.

Trenton Rauck fue atraído a la comunidad de los Canónigos Regulares de St. John Cantius, patrocinada por la Arquidiócesis de Chicago cuando ingresó al postulantado a la edad de 32 años. Dejó la comunidad después de un año de noviciado y regresó a su trabajo como  

representante de ventas mientras continuaba discerniendo si estaba llamado a una vida religiosa o casada.

Después de tres años regresó a la comunidad para completar su noviciado. Entonces fue enviado a Holy Apostles College and Seminary en Connecticut para comenzar sus estudios para el sacerdocio. Faltando un año, los Canónigos Regulares comenzaron a enviar a sus seminaristas a Mundelein, y se le pidió a  Rauck que retomara su tercer año.

Cuando fue ordenado, se convirtió en el primer miembro de los Canónigos Regulares en ser ordenado al diaconato y al sacerdocio por el cardenal Cupich. “Mi viaje hacia el sacerdocio ha sido una experiencia maravillosa”, dijo.

Przemyslaw Tomczyk, 28 años

Primera asignación: St. John Brebeuf, Niles

Lugar de nacimiento: Lodz, Polonia

Educación: Educación primaria y secundaria en Kolo, Polonia; Pontifical University of St. John Paul II en Krakow, Polonia; University of St. Mary of the Lake/Mundelein Seminary

Padres: Cezary y Ewa Michalska Tomczyk

Primera misa: 20 de mayo a las 4 p.m., en la parroquia St. Christina, 11005 S. Homan Ave.

El viaje al sacerdocio de Przemyslaw Tomczyk comenzó muy temprano, cuando era un monaguillo en su parroquia de origen.  “Era natural para mi reunirme con los sacerdotes, y su ejemplo me llevó a pensar en convertirme en uno de ellos”, dijo.

Pero antes de ingresar al seminario, obtuvo un título en periodismo de la Pontifical University of John Paul II en Krakow, Polonia.  “Allí disfruté la vida de un estudiante, pero el Señor me recordaba continuamente acerca del sacerdocio”, dijo.

Ingresó al seminario diocesano en Krakow. Dos años más tarde vino a Chicago a través del programa del Seminario Bishop Abramowicz y sirvió en esta arquidiócesis.

“Aterricé en el aeropuerto O’Hare el 11 de agosto de 2012. Esta fecha marcó el inicio de un emocionante viaje: los cinco años de formación en el Seminario Bishop Abramowicz y el Seminario Mundelein, que llevaron a este día, cuando comenzaré a servir como un pastor asociado de St. John Brebeuf”, dijo.

Miguel Venegas Aceves, 28 años

Primera asignación: St. Agnes of Bohemia, 2651 S. Central Park Ave.

Lugar de nacimiento: Guadalajara, México

Educación: Educación primaria y secundaria en Jalisco, México; Guadalajara Seminary y University of St. Mary of the Lake/Mundelein Seminary

Padres: Manuel Venegas y Maria Guadalupe Aceves Morales

Primera misa: 20 de mayo a las 6 p.m. en St. Paul, Chicago Heights

Su padre había sido seminarista, y Miguel fue criado en una fuerte familia católica. Su escuela católica primaria y secundaria invitaban a seminaristas a hablar acerca de las vocaciones, e ingresó al seminario después de la secundaria.

Originalmente vino a Chicago de visita, y pasó un tiempo con un seminarista de Guadalajara que estaba en Mundelein. Terminó quedándose durante cuatro meses, ayudando con las clases de primera comunión y confirmación en Our Lady of the Mount en Cicero. Mientras estaba allí, varios sacerdotes sugirieron que se convirtiera en sacerdote en Chicago.

“No estaba interesado”, dijo. “Había mucho que superar. El idioma, el clima… pero entonces me puse a pensar en la gente. Conocí a mucha gente latina que necesitaba sacerdotes que conozcan el idioma y la cultura”.

Regresó a México, trabajó un poco, y retornó al seminario en Chicago.

 

Topics:

  • ordinandi
  • sacerdotes

Related Articles

Advertising