Internacional

Obispos chilenos ofrecen renuncia tras reunión sobre abuso sexual

By Junno Arocho Esteves (CNS)
May 30, 2018

El obispo auxiliar Fernando Ramos Pérez de Santiago, Chile, y el obispo Juan Ignacio González Errazuriz de San Bernardo, Chile, conducen una rueda de prensa en el Vaticano el 14 de mayo. El papa Francisco se reunió con obispos de Chile a raíz de la crisis por abuso sexual por parte de sacerdotes. Foto: CNS/Paul Haring

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) -- Cada uno de los obispos de Chile ofreció su renuncia al papa Francisco después de una reunión de tres días en el Vaticano para discutir el escándalo de abuso sexuales por parte de sacerdotes.

“Queremos anunciar que todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en las manos del Santo Padre, para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros”, dijo el obispo Juan Ignacio González Errázuriz de San Bernardo el 18 de mayo en un comunicado en el nombre de los obispos del país.

La decisión inédita se tomó durante el último día de una reunión con el papa Francisco del 15 al 17 de mayo.

El obispo auxiliar Fernando Ramos Pérez de Santiago, secretario general de la Conferencia Episcopal de Chile, dijo que el papa les leyó a los 34 obispos un documento donde “expresaba sus conclusiones y reflexiones” sobre un informe de 2,300 páginas compilado por el arzobispo Charles Scicluna de Malta y su ayudante, el padre Jordi Bertomeu, durante una visita a Chile para investigar el escándalo.

“El texto del papa indica con claridad una serie de hechos absolutamente reprobables que han ocurrido en la iglesia chilena en relación a los inaceptables abusos de poder, de conciencia y sexuales, y que han llevado a que ella hay disminuido el vigor profético que la caracterizaba”, dijo el obispo Ramos.

Después de reflexionar sobre la evaluación del papa, el obispo Ramos dijo que los obispos decidieron entregar sus renuncias “para estar en mayor sintonía con la voluntad del Santo Padre”.

Poco después del anuncio, Juan Carlos Cruz, uno de tres hombres abusados por sacerdotes en Chile y que se reunieron en privado con el papa Francisco en abril, tuiteó, “Obispos chilenos TODOS renunciados. Inédito y bien. Esto cambia las cosas para siempre”.

Los obispos continuarán ejerciendo sus cargos a menos que, o hasta que, el papa acepte sus renuncias.

El 17 de mayo, el canal de noticias chileno Tele 13 filtró el documento en el cual el papa Francisco dio su evaluación de la situación de la iglesia en Chile. La agencia de noticias The Associated Press informó que el Vaticano confirmó la autenticidad del documento.

El papa escribió en el documento que eliminar a algunos líderes de la iglesia “hay que hacerlo, pero no es suficiente, hay que ir más allá. Sería irresponsable de nuestra parte no ahondar en buscar las raíces y las estructuras que permitieron que estos acontecimientos concretos se sucedieran y perpetuasen”.

En el documento, el papa dice que “las dolorosas situaciones acontecidas son indicadores de que algo en el cuerpo eclesial está mal”.

El papa dijo que el abuso sexual era “una herida tratada hasta ahora con una medicina que, lejos de curar parece haberla ahondado más en su espesura y dolor”.

También dijo que estaba preocupado por informes sobre “la actitud con la que algunos de ustedes, obispos, han reaccionado ante los acontecimientos presentes y pasados”.

Esta actitud, dijo el papa, fue guiada por la creencia de que en vez de abordar el tema del abuso sexual, los obispos pensaron que “la sola remoción de personas solucionaría de por sí los problemas”.

El papa Francisco dijo que leer las declaraciones le causaron “perplejidad y vergüenza” después de recibir la confirmación de ver “presiones ejercidas sobre aquellos que debían llevar adelante la instrucción de los procesos penales” y que personas encargadas con los archivos de la iglesia participaron en la destrucción de documentos comprometedores.

Advertising