Estados Unidos

Obispos de Estados Unidos participan en retiro para reflexionar sobre la crisis de abuso sexual del clero

By Carol Zimmermann, Catholic News Service
January 4, 2019

Los obispos durante la misa en la capilla de la Inmaculada Concepción en el seminario Mundelein el 3 de enero. Foto: Bob Roller/CNS.

WASHINGTON (CNS) – Los obispos católicos de Estados Unidos están participando en un retiro a puertas cerradas del 2 al 8 de enero en el Seminario Mundelein en la Universidad de Santa María del Lago cerca de Chicago para considerar por medio de la oración maneras de reconstruir la confianza sobre la crisis de abuso sexual del clero.

“Es un honor darles la bienvenida a los obispos de Estados Unidos a Mundelein, al unirse en oración para reflexionar sobre los urgentes asuntos que enfrenta la Iglesia católica hoy”, dijo en una declaración el padre John Kartje, rector del Seminario Mundelein.

Mencionó que era apropiado que los obispos estuvieran reunidos donde “los seminaristas vienen de toda la nación para ser formados como la próxima generación de sacerdotes de parroquia y cientos de hombres y mujeres laicos son capacitados para el servicio parroquial”. Añadió que “el pueblo de Dios merece siervos líderes que sean santos, alegres y competentes en su ministerio”.

El seminario Mundelein es el seminario mayor para la Arquidiócesis de Chicago y es el seminario católico más grande en Estados Unidos. Actualmente tiene más de 200 seminaristas de 34 diócesis a lo largo del país y alrededor del mundo.

La estructura del retiro enfatizará la reflexión silenciosa, incluyendo horas de comida en silencio, y ofrecerá misa diaria, tiempo para oración personal y comunitaria antes de la Eucaristía, vísperas y una oportunidad para confesión. No se realizarán actividades ordinarias

El padre capuchino Raniero Cantalamessa, predicador de la casa pontificia, está liderando el retiro con el tema “la misión de los apóstoles y sus sucesores”. Este momento de oración vino a sugerencia del Papa Francisco y fue planeado en gran parte en respuesta a las revelaciones de abuso sexual en el verano pasado, que llegaron a los niveles más altos de la Iglesia en Estados Unidos.

En una carta distribuida a los obispos al comienzo de la reunión, el papa Francisco dijo que estaba convencido de que su respuesta a los “pecados y crímenes” de abuso y “los esfuerzos hechos para negarlos u ocultarlos” debe encontrarse a través de la “escucha sincera, piadosa y colectiva a la palabra de Dios y al dolor de nuestro pueblo”.

“Como sabemos”, dijo “la mentalidad que encubriría las cosas, lejos de ayudar a resolver conflictos, permitió que se propagaran y causaran un daño aun mayor a la red de relaciones que hoy somos llamados a sanar y reparar”.

Antes del inicio del retiro, monseñor Jeffrey D. Burrill, secretario general asociado de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, dijo a CNS que se esperaba la asistencia de más de 200 obispos. Los obispos activos de Estados Unidos son 271 y hay 185 obispos jubilados.

Algunos obispos han publicado mensajes en Twitter sobre el retiro y han pedido oraciones. El arzobispo de Portland, Alexander K. Sample, publicó en Twitter, camino al retiro: “Oren por nosotros que nuestra respuesta al llamado a la santidad sea renovada y que seamos pastores fieles de acuerdo con la mente y el corazón de Cristo y su Iglesia apostólica”.

El cardenal de Nueva York M. Dolan pidió oraciones en su mensaje de Twitter, que describía el retiro como un medio para “responder a importantes asuntos que enfrenta la Iglesia. Nuestra primera confianza está en la gracia (y) misericordia del Señor. Sin oraciones intensas por la sanación, guía y reparación, no seremos exitosos”.

El obispo Frank J. Caggiano de Bridgeport, Connecticut, publicó en Twitter elogios por las declaraciones de apertura del padre Cantalamessa, que dijo se enfocaron en la “necesidad de elegir las prioridades correctas en torno a las cuales podemos vivir nuestra vida diaria. Por supuesto, una prioridad central es la oración diaria”.

Durante el retiro muchos católicos estaban acompañando en oración para su éxito.

El sitio web del Seminario Mundelein motivó a las personas a “acompañar a nuestra comunidad seminarista en una cadena de oración en línea por la sanación de la Iglesia Católica”, sugiriendo que los católicos recen el rosario, asistan a la misa diaria, participen en un acto de sacrificio penitencial, o simplemente ofrezcan la oración publicada en su sitio web: – https://bit.ly/2VrAlST -- llamada “Oración por la sanación de nuestra Iglesia”.

El Santuario de St. Maximilian Kolbe, adyacente a la Universidad de Santa María del Lago en Libertyville, Illinois, estaba realizando su usual adoración de 24 horas durante el retiro de los obispos con un énfasis específico en orar por los obispos.