Cardinal Blase J. Cupich

El cardenal Cupich habla de los esfuerzos de la iglesia por la paz en Chicago

By Joyce Duriga
August 30, 2017

El cardenal Cupich habló en el segundo evento anual “Future of Chicago” de Crain's en Venue SIX10 en Chicago el 11 de agosto. Fue entrevistado por la presidenta de la Fundación MacArthur, Julia Stasch, y tomó preguntas de la audiencia sobre el tema de Chicago, la violencia y la Iglesia católica. Foto: Karen Callaway/Católico.

“El que no podamos hacerlo todo no significa que no deberíamos hacer algo”.

Ese es el mensaje que el Cardenal Cupich ha tratado de comunicar desde que anunció sus iniciativas contra la violencia en abril.

El cardenal reiteró ese punto el 11 de agosto en el segundo foro anual “Future of Chicago” de Crain's Chicago Business cuyo tema fue la violencia en la ciudad. La conversación fue guiada por Julia Stasch, presidenta de la fundación basada en Chicago John D. and Catherine T. MacArthur Foundation.

A continuación se señalan algunos de los temas discutidos:

Segregación

Cuando se le preguntó acerca de su experiencia en los paseos junto a miembros del Departamento de Policía de Chicago, el cardenal Cupich dijo que conoció a hombres y mujeres entregados que están tratando de mantener las calles seguras y que no saben si llegarán a casa al final de su turno para estar con sus familias.

“Pero también veo, cuando voy a estos diferentes vecindarios que tienen problemas y están plagados de violencia, vecindarios segregados donde pareciera que hay muy pocas oportunidades. Hay un sentido de desesperanza donde la gente pareciera estar encerrada porque no tienen las oportunidades que otros tienen”, dijo. “La segregación me parece que es un aspecto muy importante que tenemos que mirar”.

Para comprender mejor el problema, el cardenal recomendó que la gente lea el “muy importante documento” “El costo de la segregación racial y económica en Chicago”, lanzado en marzo por el Consejo Metropolitano de Planeación y el Instituto Urbano con el apoyo de MacArthur y el Chicago Community Trust.

“Violencia relacionada con las pandillas”

“Un buen número de las personas asesinadas por la violencia aquí en la ciudad no estaban involucradas en pandillas. Incluso si lo estuvieron, usar ese término parece minimizar el valor de su vida. Creo que es muy importante que no caractericemos la violencia de esa manera en particular porque enviaría a la gente una señal de que es un problema ‘por allá’ o ‘para esta gente’”.

A través de la Caminata por la Paz del Viernes Santo llevada a cabo el 14 de abril en el vecindario de Englewood de la ciudad, el Cardenal Cupich esperaba concienciar a la gente que la violencia es un problema de todas las personas de Chicago.

“La caminata que tuvimos, que atrajo a personas de diferentes partes de toda la ciudad, fue para despertar a los individuos de que esto no es solo un problema relacionado con las pandillas”, dijo. “Esto es un problema de Chicago”.

La promesa del cardenal de abordar el problema de la violencia

El 4 de abril, el cardenal anunció una iniciativa para aumentar el trabajo de los programas actuales contra la violencia en las parroquias y escuelas y aquellos llevados a cabo por Mercy Home for Boys and Girls, Caridades Católicas y Kolbe House.

Con una donación personal de $250,000, el Cardenal Cupich creó el Fondo Filantrópico de Emprendimiento Instrumentos de Paz que proveerá fondos para programas nuevos y existentes contra la violencia basados en los vecindarios. El dinero proviene de donaciones que él ha recibido para ayudar a sus esfuerzos caritativos personales.

El cardenal compartió que la primera de esas micro subvenciones será otorgada este otoño y que él ha creado un nuevo puesto en el personal para coordinar estos esfuerzos. Se darán micro subvenciones de alrededor de $5,000 a $10,000 a pequeños proyectos de vecindario.

También compartió las maneras en que la Iglesia Católica ya está trabajando, como los muchos programas en vecindarios propensos a la violencia que ofrecen lugares seguros y ayuda a niños y familias, como Sta. Sabina en Auburn Gresham y San Martin de Porres en Austin.

Se está haciendo un buen trabajo

“G.K. Chesterton dijo ‘la más diabólica de todas las tentaciones es el desánimo’. Tenemos que asegurarnos de que no caemos en el desánimo ni sentimos que el problema es muy grande”, dijo a Stasch.  “No solo debemos criticar donde están las fallas sino motivar las cosas buenas que están sucediendo”.

Nivelar el campo de juego

El Cardenal Cupich dijo que la iglesia siempre debe hablar en contra de cualquier forma de racismo pero no debe detenerse allí.

“Tiene que haber algo positivo por lo cual, de hecho, ayudamos a la gente que ha sufrido durante generaciones de racismo. Bien sea Acción Afirmativa… algo tiene que hacerse para contrarrestar los efectos sistemáticos, históricos en la sociedad de hoy. No es solamente mencionarlo y hablar de ello.”.

Combatir el acceso fácil a las armas

“No se trata de acabar con la Segunda Enmienda sino de asegurarnos de tener una sociedad donde la gente no se sienta amenazada por la saturación de armas, tener una sociedad donde la gente es responsable de cómo las usa. Necesitamos leyes de control de armas más duras por medio de las cuales eliminemos la disponibilidad de armas”, señaló.

Trabajar juntos

El cardenal enfatizó que muchos grupos en la ciudad –negocios, sindicatos, gobierno, iglesias, agencias de servicio social– trabajan en grupo aislados y deben unirse para abordar las causas de raíz de la violencia como el acceso a la educación y los trabajos. Ofreció a la iglesia como foro para esta conversación.

Topics:

  • cardenal cupich
  • violencia
  • chicago

Related Articles

El cardenal Cupich anunció una iniciativa contra la violencia

En el 49° aniversario de la muerte del reverendo Martin Luther King Jr.,el Cardenal Cupich anunció una nueva iniciativa para incrementar la labor de los programas actuales contra la violencia que existen en sus parroquias y escuelas y los dirigidos por Mercy Home for Boys and Girls, Caridades Católicas y Kolbe House, el ministerio penitenciario de la arquidiócesis. La arquidiócesis también buscará asociarse con otros con la finalidad de aumentar los programas que ayuden a romper el ciclo de violencia.

Advertising