Área de Chicago

La Arquidiócesis de Chicago tiene cuatro nuevos sacerdotes

Por Redacción Católico
miércoles, mayo 29, 2024

Ordinandi 2024

La Arquidiócesis de Chicago dio la bienvenida a cuatro sacerdotes nuevos el 18 de mayo. La mayoría son de Chicago, y uno es de Pensilvania. Los hombres, que asumirán sus nuevas asignaciones el 1 de julio, han recorrido distintos caminos hacia la ordenación. Conozca sobre ellos aquí y únanse a Católico para felicitarlos.
La Arquidiócesis de Chicago dio la bienvenida a cuatro sacerdotes nuevos el 18 de mayo, en la Catedral del Santo Nombre. Foto: Diácono Randy Belice/Católico
El cardenal Cupich hace la imposición de manos en el recién ordenado sacerdote Timothy Berryhill. Foto: Karen Callaway/Católico
El cardenal Cupich hace la imposición de manos en el recién ordenado sacerdote Martin Nyberg. Foto: Karen Callaway/Católico
El cardenal Cupich hace la imposición de manos en el recién ordenado sacerdote Andrew Panzer. Foto: Karen Callaway/Católico
El cardenal Cupich hace la imposición de manos en el recién ordenado sacerdote Juan Carlos Vargas Carrillo. Foto: Karen Callaway/Católico

La Arquidiócesis de Chicago dio la bienvenida a cuatro sacerdotes nuevos el 18 de mayo. La mayoría son de Chicago, y uno es de Pensilvania. Los hombres, que asumirán sus nuevas asignaciones el 1 de julio, han recorrido distintos caminos hacia la ordenación. Conozca sobre ellos aquí y únanse a Católico para felicitarlos.

 

Padre Timothy Berryhill, 35 años

Primera asignación: St. Paul VI, Riverside

Nació en: York, Pensilvania

Educación: escuela primaria y secundaria en Texas; Universidad Loyola de Chicago; Universidad de Santa María del Lago/Seminario Mundelein

Padres: Kathryn y Kenneth Berryhill

Primera misa: St. George, Tinley Park

El padre Timothy Berryhill, quien tiene un título universitario en mercadeo de la Universidad Loyola de Chicago y fue piloto de helicóptero de evacuación médica en la Guardia Nacional de Illinois, se había alejado de la religión de su juventud mientras estaba en la universidad, después de un percance de paracaidismo en la escuela de aviación.

Después de eso, un amigo le presentó la serie “Catolicismo” del obispo Robert Barron y el Catecismo de la Iglesia católica; asistió a una serie Palabra en Llamas de Cuaresma en la parroquia St. George. Fue allí donde alguien preguntó si era seminarista.

Después de esto, Berryhill, asistió a un fin de semana de “Explorar el sacerdocio” en Mundelein. Berryhill se unió posteriormente al programa de discernimiento InSearch y luego se mudó a una casa de discernimiento arquidiocesana, ahora conocida como Bishop Quarter House, para el Año de Espiritualidad.

“La fraternidad que tuve con otros discernientes y seminaristas orientados hacia la misma meta fortaleció mi deseo de ser sacerdote de Jesucristo” mencionó Berryhill.

 

Padre Martin Nyberg, 28 años

Primera asignación: St. Josaphat

Nació en: Chicago

Educación: Escuela St. Edward; St. Ignatius College Prep; Universidad Católica de América, Washington, D.C.; Universidad de Santa María del Lago/Seminario Mundelein

Padres: Branka y Stuart Nyberg

Primera misa: St. Edward

La familia del padre Martin Nyberg siempre estuvo activa en la parroquia St. Edward, y varios sacerdotes lo alentaron a considerar si tenía vocación al sacerdocio. Nunca tomó la idea muy en serio hasta bien avanzados sus años de estudios universitarios en la Universidad Católica de América, donde estaba estudiando economía y finanzas internacionales.

Un grupo que alentaba a la oración más allá de ir a misa y sus clases influyeron en la dirección que tomó su vida, dijo Nyberg.

“Desarrollar hábitos de oración fuera de la misa dominical lo cambió todo para mí”, dijo. “A través de la adoración eucarística, experimenté a Dios como una persona real que quiere tener una relación conmigo, desea mi pleno florecimiento y quiere mostrarme el camino hacia ese fin en, y a través de, mi relación con Jesús”.

“También me convencí más de la verdad de la fe a través de la vida intelectual. Nunca olvidaré la experiencia de estar convencido de que Dios es real en un curso de filosofía de la religión y la alegría y emoción que este entendimiento produjo en mí”.

Después de la universidad, Nyberg pasó un año enseñando inglés en España antes de entrar al seminario.

 

Padre Andrew Panzer, 33 años

Primera asignación: St. John Cantius

Nació en: Chicago

Educación: escuela primaria e intermedia en Prospect Heights; Escuela Secundaria Wheeling; Universidad DePaul; Universidad y Seminario Holy Apostles; Universidad de Santa María del Lago/Seminario Mundelein

Padres: Miguel Ángel Cabrera y Laurel Panzer

Primera misa: St. John Cantius

El camino vocacional del padre Andrew Panzer comenzó con su familia, especialmente su abuelo, quien lo llevaba a la misa diaria cuando era demasiado pequeño para asistir a la escuela y le leía la Biblia.

“Todo esto dejó una fuerte impresión en mí y puedo recordar que en ocasiones fingía decir misa con pan en la mesa de la cena familiar”, dijo Panzer.

Estudió música en la Universidad DePaul durante dos años después de la escuela secundaria. Mientras estaba allí, un sacerdote le recomendó que buscara dirección espiritual en St. John Cantius, parroquia que también le habían recomendado por su programa de música. La liturgia en St. John Cantius reavivó su interés temprano por el sacerdocio. Él se acercó a los Canónigos Regulares de San Juan Cancio y, después de un año sabático, terminó su educación universitaria en Holy Apostles College and Seminary

Después de un año en el apostolado de los Canónigos Regulares en Springfield, Panzer ingresó al Seminario Mundelein. Profesó sus votos finales en los Canónigos Regulares de San Juan Cancio en 2020, y se graduó de la USML/Seminario Mundelein en 2023.

 

Padre Juan Carlos Vargas Carrillo, 33 años

Primera asignación: Our Lady of the Rosary

Nació en: Chicago

Educación: Academia Orozco; Escuela Secundaria Jesuita Cristo Rey; Universidad Xavier, Cincinnati; Universidad de Santa María del Lago/Seminario Mundelein

Padres: Maura E. Carrillo y Leonardo Vargas

Primera misa: Immaculate Conception-Five Holy Martyrs, 2:30 p.m.,19 de mayo en español; St. Edward, 11 a.m., 21 de julio en inglés.

Los padres del padre Juan Carlos Vargas Carrillo llegaron a Chicago cuando su madre estaba embarazada de cinco meses de él. Vargas creció en Pilsen y asistió a la parroquia St. Pius V, donde su madre estaba muy involucrada, y Vargas comenzó a trabajar en la parroquia en la escuela secundaria.

Estudió trabajo social, abogó por la justicia social y viajó mientras asistía a la Universidad Xavier en Cincinnati. Después de graduarse, pasó un año como voluntario de Mercy Corps en Guyana, y luego trabajó en el sistema de cuidado de crianza en Chicago.

“Durante mis cuatro años como trabajador social aprendí, después de muchos errores, a poner mi trabajo en las manos de Dios”, dijo Vargas. “A medida que puse mi trabajo y mi vida en Sus manos, me di cuenta de que nunca me había dado la oportunidad de ver cómo era mi relación con Dios. A partir de entonces, en mis momentos de oración, el llamado al sacerdocio fue más coherente, sabiendo que tenía vislumbres del llamado de Dios desde la escuela secundaria. Esta vez, en lugar de huirle, decidí correr hacia ello, y me di cuenta de que mi labor como trabajador social era solo una parte de lo que Dios quería para mí”.

Advertising