Área de Chicago

Agradecimiento a los servidores del altar en la Vicaría IV

Por Javier Castillo (Oficina de Catequesis y Ministerio Juvenil)
abril 2, 2019

El obispo John Manz saluda con un fist bump a servidores de altar después de la procesión final. Foto: Karen Callaway/Católico

La Eucaristía, como nos dice la Iglesia, es el ‘centro y culmen de nuestra vida cristiana’, es Jesucristo mismo a través de las palabras y manos del sacerdote que se hace presente en cada celebración. Y es allí donde entran nuestros jóvenes, niños y niñas en cada parroquia que sirven a Jesús Eucaristía en cada celebración semanal o dominical, y no solo sirven directamente a Jesucristo, sino a cada miembro de nuestras comunidades.

Por tal razón, el señor obispo John R. Manz le pidió al padre Marek Smolka en el año 2017, tener un día para dar gracias a cada niña y niño de cada parroquia de la Vicaría IV, por su servicio desinteresado, el cual implica levantarse más temprano (algunas veces), vestir mejor, y tener la disciplina de estar atentos y hacer lo que sigue dentro de la misa.

Gracias al señor obispo Manz, al padre Smolka y a cada uno de los párrocos, padres vicarios, diáconos y coordinadores de los servidores del altar, se reunieron entonces un poco más de 400 servidores del altar (monaguillos) más sus padres, familiares y amigos en la parroquia de Santa Priscilla.

Dándole seguimiento a esta celebración especial, el señor obispo Manz pidió que se organizara la segunda celebración, 2018, en la parroquia de Our Lady of Victory, del padre Michael Wyrzykowski, quien nos dio una bienvenida muy calurosa y generosa junto con su equipo. Esta ocasión se reunieron cerca de 130 monaguillos. Igual que el año anterior, nuestras hermanas religiosas, sacerdotes y seminaristas le dimos las gracias a cada uno de nuestros jóvenes servidores con la santa misa, dándoles una cruz y un certificado de agradecimiento a cada servidor y pasando un tiempo agradable.

El 30 de marzo fue la fecha de la tercera celebración, en la parroquia de Nuestra Señora del Monte Carmelo, y gracias a la bienvenida del padre Giovanni Bizzoto, a cada uno de nuestros sacerdotes, párrocos y vicarios, junto con los padres de los jóvenes servidores, convocados por nuestro señor Obispo John Manz, se celebró la santa misa como una sola familia con la presencia de cerca de 200 servidores de 17 parroquias del Vicariato, también se hicieron presentes los Caballeros de Colón, el grupo folclórico mexicano de la parroquia del Monte Carmelo, nuestros seminaristas, el padre Timothy F. Monaham, director de la oficina de vocaciones, y muchas más personas.

Gracias a cada uno de nuestros servidores del altar, a sus padres que los apoyan, a sus párrocos que les inspiran a servir y a acercarse a Jesucristo, a cada coordinador de “monaguillos’ (servidores del altar), al padre Giovanni por recibirnos en su parroquia. Los esperamos el próximo año.

San Tarsicio, Ruega por nuestros servidores.

Alma Vazquez, Oscar Lara, y Javier Castillo

Equipo Coordinador de la Vicaría IV

Advertising