Área de Chicago

Becas de crédito tributario traen más estudiantes a los salones de clases

By Michelle Martin (Chicago Catholic)
November 28, 2018

Karla Pineda del Proyecto de Liderazgo Interreligioso presenta a los invitados. Cinco escuelas católicas en la Arquidiócesis de Chicago se reunieron el 30 de octubre en la escuela St. Francis of Rome en Cicero para una acción pública de las becas de crédito tributario con Empower Illinois. Foto: Karen Callaway/Católico

Para ver los efectos de las nuevas becas de crédito tributario de Illinois, Melissa Wilson, directora de la escuela St. Benedict en Blue Island, no necesita ver más allá de su salón de clases de kínder.

Hay 22 estudiantes de kínder en la clase de este año. El año pasado, antes de que las becas estuvieran disponibles, había ocho estudiantes de kínder.

“Estas becas realmente quitaron una carga a muchos padres”, dijo Wilson, quien ha visto el número total de inscritos de la escuela aumentar de 154 a 176 estudiantes. “Y ha sido bueno para nuestro resultado final. Fiscalmente, nos ha ayudado mucho”.

Las becas fueron creadas como parte de un proyecto de ley integral para financiar la educación aprobado en 2017.  Los contribuyentes a la renta de Illinois pueden donar a organizaciones sin fines de lucro que otorgan becas y recibir un 75 por ciento de crédito en sus impuestos sobre la renta estatales.

Las familias solicitan a las escuelas de su elección y a organizaciones que otorgan becas que trabajan con ellas, dando la prioridad a las familias de ingresos más bajos. El valor de cada beca también depende de los ingresos familiares del solicitante.

El programa fue limitado a $100 millones, con aproximadamente la mitad destinada para escuelas en el área de Chicago. El estado ha autorizado poco más de $50 millones en contribuciones, con cerca de $40 millones dirigiéndose al condado de Cook y otros $7.4 millones yendo a la región del norte de Illinois que incluye al condado de Lake.

La Oficina de Escuelas Católicas de la Arquidiócesis de Chicago dijo que 112 de sus escuelas recibieron un total de 3,100 becas con un valor aproximado de $13.7 millones. Eso no incluye escuelas operadas por comunidades religiosas, como la mayoría de las escuelas secundarias en la arquidiócesis, o escuelas católicas privadas que no están afiliadas a la arquidiócesis.

En general, 68 estudiantes en St. Benedict están recibiendo becas con un valor de más de $330,000, dijo Wilson. Pero más estudiantes se están beneficiando, porque la ayuda financiera que la escuela provee puede ahora ir a otros estudiantes que no recibieron becas de crédito tributario. La mayoría de las becas llegaron a través de Empower Illinois; dos vinieron de Big Shoulders Fund.

“Estamos en un área de clase media baja y clase trabajadora”, señaló Wilson. “Hay muchas familias que pueden haber querido enviar a sus hijos a una escuela católica, pero no podían permitírselo. Y ahora nuestros estudiantes de octavo grado que tienen becas pueden pensar en escuelas secundarias católicas”.

Para que las becas ocurrieran, Wilson y su personal informaron a las familias y las ayudaron a entender el proceso y a escanear sus documentos y a tener todo listo para sus solicitudes, dijo.

Uno de los beneficiados es el hijo de Sofia Sierra-Aguilera, un estudiante de sexto grado que ha estado en St. Benedict desde el preescolar.

“Sus dos hermanos mayores están en la universidad, así que estamos muy apretados en este momento”, dijo Sierra-Aguilera, cuyo esposo no ha podido trabajar desde que tuvo un accidente el año pasado.

Ella está emocionada de que la beca hay hecho posible que su hijo se quede en St. Benedict.

La escuela St. Agnes en Chicago Heights, donde 98 estudiantes (más de la mitad del número total de inscritos de 195 de la escuela) se están beneficiando de las becas, también trabajó duro para correr la voz entre las familias que continúan, dijo Matthew Lungaro, el director.

De todas maneras, las becas ayudaron a varias familias nuevas e hicieron posible que muchas más familias que continúan en la escuela pudieran permanecer. También ha permitido a Lungaro contratar ayuda adicional, buscar actualizar el currículo y dormir un poco mejor en la noche.

Con poco más de medio millón de dólares en becas de crédito tributario, St. Agnes encabeza la lista de escuelas arquidiocesanas recibiendo dinero. Our Lady of Charity en Cicero, con poco menos de $500,000 en becas de crédito tributario, es la siguiente en la lista.

Aproximadamente 120 de los 248 estudiantes de Our Lady of Charity están recibiendo becas a través de Empower Illinois, según el director asistente Jonathan Priest.

Aunque la mayoría de los estudiantes que recibieron becas eran estudiantes actuales, el número de inscritos subió en más de 30 estudiantes, de 217 el año pasado, dijo Priest, y la escuela pudo usar otro dinero de ayuda financiera para estudiantes nuevos que no recibieron becas de crédito tributario y la escuela ha podido añadir clases de español.

“Muchos de nuestros estudiantes hablan algo de español de conversación con sus familias, pero esto nos ha permitido añadir español académico”, señaló.

La escuela también ha añadido un maestro para ayudar con lenguaje y matemáticas para tercero a quinto grado y está llevando a cabo un programa piloto con iPad uno-a-uno en la escuela media.

Para más información sobre las becas de crédito tributario, incluyendo cómo donar, visite el sitio web de la Oficina de Escuelas Católicas en schools.archchicago.org.

 

Advertising