Área de Chicago

Vecinos de Logan Square se organizan contra encarecimiento de vivienda

By Redacción Católico
November 1, 2018

Los voluntarios Steven Nguyen, Josh Barrett y Kenza Shah, comparten ideas para un póster para una marcha el 10 de octubre. Foto: Karen Callaway/ Católico

Por toda la ciudad, la gente expresa temor de que el aumento en los precios de la renta la obligue a mudarse a vecindarios más lejanos. Por eso, se vuelve necesaria una organización que defienda y empodere a los inquilinos, que los asesore y ofrezca orientación. La Asociación de Vecinos de Logan Square (LSNA, por sus siglas en inglés) organiza a la gente de dicha área para resolver sus problemas de vivienda.

“Nosotros tememos que nuestra comunidad está cambiando rápidamente y debido a esto nuestras familias se tendrán que mudar de aquí” dice Christian Díaz, organizador de LSNA. Díaz dice que en la comunidad hay muchos hogares donde las familias viven juntas “y no solo es una generación, sino varias” comenta. Díaz agrega que al vivir juntas, las familias se apoyan mutuamente, pero que el desarrollo en el vecindario amenaza esta estructura familiar.

“Las inversiones que están entrando a nuestra comunidad la están cambiando rápidamente” dice. “Mucha gente se beneficia con los cambios, especialmente los desarrolladores y los inversionistas de bienes raíces quienes están transformando hogares, suben la renta, y las familias lastimadas son las nuestras”.

LSNA, que recibe fondos de CCHD, tiene 56 años dedicada a la creación de líderes entre miembros de la comunidad que son impactados por esos problemas.

Demasiadas demoliciones

Los jóvenes que trabajan con LSNA ayudaron a elaborar una ordenanza conocida como la 606, que actualmente se encuentra paralizada en el concilio de la ciudad. Dicha ordenanza, que toma su nombre del sendero 606 que pasa por el barrio, consiste en cobrar $300,000 cada vez que quieran derrumbar un edificio y convertirlo en condominios. Ese dinero sería usado para hacer vivienda asequible. “Es un plan con el que podríamos atrasar la gentrificación” dijo Ashley Vargas, miembro de LSNA.

En 2015 los jóvenes que colaboran con LSNA se dieron cuenta que el barrio alrededor del sendero 606 estaba cambiando demasiado rápido. “Comenzaron a ir de puerta en puerta para ver qué pensaban sobre los cambios en la comunidad” dijo Díaz. “Lo que escucharon es que había demasiadas demoliciones”.

 “Donde hubo un edificio de tres apartamentos en que podían vivir tres familias por $800 de renta cada una, ahora había una casa lujosa para una sola familia que costaba entre $600,000 hasta un millón de dólares” agrega Díaz.

Niños sin opciones

El problema del desplazamiento repercute en otras áreas de Logan Square. “Es muy significativo el cambio que está sucediendo en nuestras escuelas” dijo Teresa Labastida, quien trabaja dentro del programa de padres mentores en LSNA. “Por ejemplo yo trabajaba en (la primaria James) Monroe, donde éramos casi 700 estudiantes y en un periodo de tres años la escuela ha bajado a 500 estudiantes. El director se dio cuenta de que estábamos perdiendo estudiantes porque nuestras familias están siendo desplazadas, pues no tienen el suficiente dinero para pagar sus casas. Por cada estudiante que se va, la escuela pierde dinero”.

Labastida comentó que las escuelas ya no tienen programas para después de clases y ya no hay programas para los jóvenes. Esto deja a los niños sin opciones y contribuye a que terminen involucrados en pandillas.

“En una reunión nos pudimos dar cuenta de que los desarrolladores no tienen hijos en nuestras escuelas públicas” dijo Labastida, “así que ellos no saben que es lo que está pasando. Es injusto que ellos estén buscando vivir allí pero no piensan inscribir a sus hijos en nuestras escuelas.”

LSNA destina 15% de los fondos recibidos de CCHD a cubrir los gastos del mantenimiento de su edificio. “Nos ayudan a pagar la electricidad y todo lo que tenga que ver con el edificio” dijo Díaz. “El resto de los fondos se van a los salarios de los organizadores, porque les tenemos que pagar a las personas que salen a establecer relaciones con gente de nuestra comunidad”.

Díaz expresó su gratitud a los donantes “Sin esos fondos este trabajo no sería posible. No podríamos empoderar a las familias a decidir su propio destino” dijo.

 

Usted puede apoyar

La Campaña Católica para el Desarrollo Humano (CCHD, por sus siglas en inglés) es el programa nacional de los Obispos de Estados Unidos para combatir la pobreza. Este programa busca arrancar de raíz las causas de la pobreza mediante el apoyo a organizaciones comunitarias.

El fin de semana del 10 y 11 de noviembre será el llamado en su parroquia para apoyar la campaña de CCHD, y el fin de semana del 17 y 18 de noviembre será la recolección. Coopere generosamente, su contribución regresa a la comunidad en proyectos de empleo, protección de salarios, vivienda y otros programas para empoderar a la gente más desprotegida.

En su ciclo 2018-19, CCHD entregará estímulos por $660,000 a 26 organizaciones locales sin fines de lucro.

Para donar o tener más información, visite  www.CCHDchicago.org  o busque CCHD Chicago en Facebook.

Presentamos a dos organizaciones que este año reciben fondos de CCHS, Logan Square Neighborhood Association y Pilsen Neighborhood Community Council.

Advertising