Área de Chicago

Parroquia recién combinada celebra inauguración

By Joyce Duriga (Chicago Catholic)
October 3, 2018

Feligreses visitan la estatua de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos de Jalisco, México después de misa. Foto: Karen Callaway/Católico

Una de las nuevas parroquias de la arquidiócesis formada a través de Renueva mi Iglesia celebró su inauguración con una “semana de fiesta” del 26 de agosto al 2 de septiembre.

Se trata de la parroquia San José Sánchez del Río, que incluye las Iglesias de St. Philomena, en 1921 N. Kedvale Ave.; Maternity BVM, en 3647 W. North Ave.; y St. Francis of Assisi, en 932 N. Kostner Ave.  

Del 26 al 29 de agosto, la parroquia llevó a cabo misas, procesiones y charlas sobre la devoción a Nuestra Señora de San Juan de los Lagos de Jalisco, México. La estatua, que está hecha de madera y es de menos de 2 pies de alto, fue llevada a cada sitio durante la semana.

El hermano Santa Cruz Roberto Jiménez, director de evangelización, dijo que aproximadamente 700 personas asistieron a la misa llevada a cabo en St. Francis of Assisi. Ninguna otra misa fue llevada a cabo el 29 de agosto en los otros sitios de adoración de tal manera que los feligreses se reunieran en un solo lugar.

“Todos disfrutaron”, señaló. “Creo que todos están de acuerdo con la nueva parroquia. Para mí, todos están listos para seguir adelante”.

Las iglesias que están ahora combinadas fueron parte de la fase piloto de Renueva mi Iglesia, junto con la misión de Our Lady of the Angels, en 3808 W. Iowa St.

La arquidiócesis describe a Renueva mi Iglesia como la respuesta de la iglesia local al llamado de Cristo a hacer discípulos, construir comunidades e inspirar testimonio. Este es un proceso de varios años para que la arquidiócesis pueda fortalecer la vitalidad parroquial y alinear mejor sus recursos y su misión.

El grupo juvenil de la parroquia, que tiene aproximadamente 70 miembros, está particularmente emocionado porque su sugerencia para el nombre de la nueva parroquia fue el seleccionado por el cardenal Cupich. También como finalistas estuvo Papa Juan XXIII y Sta. Francisca Cabrini. 

San José Sánchez del Río fue un niño de 14 años asesinado por el gobierno mexicano durante la Guerra Cristera en 1928 después de negarse a renunciar a su fe. Antes de asesinarlo, los oficiales le cortaron los pies y lo hicieron caminar al cementerio, así que imágenes de él lo representan con los pies ensangrentados. El papa Francisco lo canonizó en 2016.

“Hablando honestamente, no tenía idea de quién era hasta que los niños comenzaron a hablar acerca de él”, mencionó el hermano Roberto. “Entonces comencé a hacer investigaciones y me emocioné”.

Sin embargo, todo fue idea de los jóvenes. “Creo que ellos se identificaron con él. Fue emocionante ver sus espíritus animados”, dijo. 

Después de la muerte de San José Sánchez, él fue apodado “Joselito”, y muchos feligreses han comenzado a usar eso como un apodo para la nueva parroquia.

A través de la participación de la gente en la “semana de fiesta”, que concluyó con una misa en honor al Divino Niño el 2 de septiembre, los feligreses comenzaron a tener la sensación de ser una sola parroquia.

“Creo que estamos comenzando a ver que esto no es Maternity o St. Francis o Philomena, sino que esto es nuestra parroquia”, dijo el hermano Roberto. 

“Cada comunidad tiene su propia cultura y estamos adoptando eso en la medida que avanzamos”.

El diácono Milton Rodríguez está de acuerdo. Ha sido diácono durante 30 años sirviendo en Maternity BVM y es uno de los siete diáconos en la nueva parroquia. “Estamos trabajando muy, muy duro para mantener la unidad conjunta. En este momento el espíritu de la gente está unido”, señaló.

 

Advertising