Área de Chicago

Conferencia en Dominican University busca maneras de dar bienvenida a estudiantes latinos

By Michelle Martin (Chicago Catholic)
September 6, 2018

Kaelyn Andrade presenta un tour mientras estudiantes de universidad, facultad y adultos visitaban el Museo Nacional de Arte Mexicano el 1 de agosto como parte de una conferencia de tres días presentada por Dominican University. Foto: Karen Callaway/Católico

Yolanda Franco sabe lo que es ser una estudiante latina en una institución católica de educación superior.

Franco, graduada en 2010 de la Escuela Secundaria Jesuita Cristo Rey en Chicago, obtuvo un título universitario de Lewis University en Romeoville, Illinois, y un título de postgrado en liderazgo en St. Mary’s College en California. Ahora, ella es académica lasaliana en St. Mary’s, donde organiza viajes de inmersión para estudiantes y los conecta a la enseñanza social católica.

“Lo que me llama la atención es que siempre tengo que ser yo la que se ajusta a la manera en que son hechas las cosas”, dijo Franco. “Estaría bien si ellos me encontraran a mitad de camino”.

Franco estuvo entre los participantes de “El Futuro Is Here” (El futuro está aquí), una conferencia presentada por Dominican University sobre cómo realizar el ministerio de campus y la educación teológica con estudiantes latinos. Más de 40 colegios universitarios y universidades, la mayoría de ellos católicos, participaron.

“Usamos mucho la palabra ‘intencional’ en la iglesia”, dijo Franco. “Creo que tenemos que ser más intencionales al dar la bienvenida a estudiantes latinos”.

Claire Noonan, vicepresidenta para misión y ministerio en Dominican University, dijo que la conferencia llevada a cabo del 31 de julio al 2 de agosto tuvo sus raíces en la experiencia de Dominican.

En Dominican, alrededor de la mitad de los estudiantes de pregrado, así como el 65 por ciento de los estudiantes que ingresan en primer año se identifican como hispanos, señaló Noonan, y la universidad comenzó una pasantía para involucrar a los estudiantes latinos en ministerio entre pares (peer ministry) hace cinco años aproximadamente.

“Queríamos hacer el ministerio de universidad de una manera culturalmente más receptiva”, mencionó Noonan. “En general, hemos sido lentos para responder. Hemos sido lentos para cambiar nuestras prácticas a fin de poner sus experiencias en el centro de lo que hacemos”.

Hacer eso significa escuchar a los estudiantes latinos y sus familias. Puede involucrar el uso de arte y música diferentes en los espacios litúrgicos, por ejemplo, u ofrecer comida diferente en las actividades. O también expandir las definiciones de ministerio entre pares para incluir el trabajo que hacen los estudiantes en sus propias comunidades, o puede involucrar un compromiso de pagar a los estudiantes por su trabajo en el ministerio.

“Lo que hemos encontrado es que muchos estudiantes latinos tienen responsabilidades en sus familias, cuidan hermanos más pequeños o a personas mayores, o tienen un trabajo que ayuda a mantener a su familia”, dijo. “Hasta ahora, el ministerio de campus era algo que invitábamos a los estudiantes a hacer durante sus enormes cantidades de tiempo libre. Esa no es su vida”.

Pero más y más, la vida de los jóvenes latinos va a ser la vida de la iglesia. Hosffman Ospino, profesor asociado de teología en Boston College, dio una charla inaugural y recordó a los participantes que los hispanos en Estados Unidos son una población joven, con una edad media de menos de 30 años. Un estudio de 2016 por el Centro de Investigación Aplicada en el Apostolado de Georgetown encontró que la mayoría de los católicos en Estados Unidos que nacieron después del Concilio Vaticano II son hispanos.

“El ministerio con católicos hispanos es mayoritariamente un ministerio con jóvenes y adultos jóvenes hispanos”, mencionó Ospino. “Los colegios universitarios y universidades católicos, así como también las escuelas primarias y secundarias católicas, no deben perder esta oportunidad”.  

Los colegios universitarios y universidades católicos, dijo, necesitan estudiantes hispanos, así como los jóvenes hispanos necesitan la educación y formación que dichos planteles proveen.

A pesar de eso, solamente 20 de aproximadamente 200 colegios universitarios y universidades católicos en Estados Unidos son considerados “instituciones que sirven a los hispanos”, eso significa que por lo menos el 25 por ciento de sus estudiantes son hispanos, dijo Noonan.

Advertising