Área de Chicago

Protesta pacífica cierra la vía hacia el norte en la autopista Dan Ryan

By Joyce Duriga
July 11, 2018

Protesta pacífica cierra la vía hacia el norte en la autopista Dan Ryan

En la tradición de los Doce Apóstoles, Gandhi y el Rev. Martin Luther King Jr., el padre Michael Pfleger, pastor de la parroquia Santa Sabina, en 1210 W. 78th Place, lideró a más de 1,000 personas en un acto de desobediencia civil el 7 de julio que cerró todos los cuatro carriles hacia el norte en la autopista Dan Ryan desde la calle 79 hasta la calle 67.
Manifestantes contra la violencia cerraron todos los carriles hacia el norte, entre las calles 79 y 67, de la autopista Dan Ryan con una marcha organizada por el Rev. Michael Pfleger, sacerdote de la iglesia católica Santa Sabina, el 7 de julio de 2018. Foto: Natalie Battaglia/Católico
Manifestantes contra la violencia cerraron todos los carriles hacia el norte, entre las calles 79 y 67, de la autopista Dan Ryan con una marcha organizada por el Rev. Michael Pfleger, sacerdote de la iglesia católica Santa Sabina, el 7 de julio de 2018. Foto: Natalie Battaglia/Católico
Manifestantes contra la violencia cerraron todos los carriles hacia el norte, entre las calles 79 y 67, de la autopista Dan Ryan con una marcha organizada por el Rev. Michael Pfleger, sacerdote de la iglesia católica Santa Sabina, el 7 de julio de 2018. Foto: Natalie Battaglia/Católico
El Reverendo Michael Pfleger, párroco de la iglesia Santa Sabina, lidera una marcha por la paz para cerrar todos los carriles hacia el norte de la autopista Dan Ryan entre la calle 79 y la calle 67, el 7 de julio de 2018. Foto: Natalie Battaglia/Católico
Manifestantes contra la violencia cerraron todos los carriles hacia el norte, entre las calles 79 y 67, de la autopista Dan Ryan con una marcha organizada por el Rev. Michael Pfleger, sacerdote de la iglesia católica Santa Sabina, el 7 de julio de 2018. Foto: Natalie Battaglia/Católico
Manifestantes contra la violencia cerraron todos los carriles hacia el norte, entre las calles 79 y 67, de la autopista Dan Ryan con una marcha organizada por el Rev. Michael Pfleger, sacerdote de la iglesia católica Santa Sabina, el 7 de julio de 2018. Foto: Natalie Battaglia/Católico
Manifestantes contra la violencia cerraron todos los carriles hacia el norte, entre las calles 79 y 67, de la autopista Dan Ryan con una marcha organizada por el Rev. Michael Pfleger, en el extremo izquierdo, sacerdote de la iglesia católica Santa Sabina, quien caminó con el superintendente de la policía de Chicago Eddie Johnson, el Rev. Jesse Jackson y Susana Mendoza, Contralora de Illinois, el 7 de julio de 2018. Foto: Natalie Battaglia/Católico

En la tradición de los Doce Apóstoles, Gandhi y el Rev. Martin Luther King Jr., el padre Michael Pfleger, pastor de la parroquia Santa Sabina, en 1210 W. 78th Place, lideró a más de 1,000 personas en un acto de desobediencia civil el 7 de julio que cerró todos los cuatro carriles hacia el norte en la autopista Dan Ryan desde la calle 79 hasta la calle 67.

La marcha pacífica, que duró aproximadamente dos horas, fue realizada en protesta por la violencia con armas en el sur y el oeste de la ciudad y para urgir a los oficiales del gobierno a que provean una mejor educación a los jóvenes en esos vecindarios y generen los muy necesitados trabajos.

Una gran presencia de la policía de Chicago y del Estado de Illinois saludó a los manifestantes a medida que caminaban la rampa que se dirige hacia el norte en la calle 79. La cuneta derecha fue bloqueada para los que marchaban. Pero las personas que protestaban pronto se detuvieron durante más de una hora mientras Pfleger y el Rev. Jesse Jackson de Rainbow Push negociaban con la policía para cerrar todos los cuatro carriles.

Finalmente, los cuatro carriles fueron abiertos para los manifestantes que llevaban avisos y cantaban “¡Ciérrenla!”.

También lideraban la marcha estudiantes del movimiento ChicagoStrong, que incluye a jóvenes de Santa Sabina y la parroquia Inmaculada Concepción, en 2745 W. 44th St.

En la víspera de la marcha, el cardenal Cupich emitió una declaración en apoyo a los manifestantes.

“La historia ha probado muchas veces que la acción no violenta y la protesta pacífica tienen el poder de crear cambios. El cambio que necesitamos en este momento es para terminar una cultura de violencia e indiferencia. Esto es una prioridad que todos debemos adoptar y por la cual todos debemos trabajar”, dice la declaración. “Aplaudo la valentía mostrada por los jóvenes en nuestra ciudad y alrededor del país demandando su derecho a la vida y dignidad humana, dada por Dios y garantizada por los fundadores de nuestra nación. Ellos nos enorgullecen. Ellos nos dan esperanza. Los animo a que sean audaces e impertérritos al presionar por su caso y asegurar un cambio real para tener la paz y la seguridad que con todo el derecho esperan”.

El cardenal emitió otra declaración después de la marcha dando las gracias porque la protesta tuvo lugar pacíficamente.

“Ahora es el momento para que todos nosotros, especialmente nuestros líderes, asumamos con vigor las preocupaciones presentadas por nuestros jóvenes y por todos aquellos que marcharon hoy”, dice la declaración.

Cerrar la Dan Ryan fue necesario para llamar la atención hacia un problema al cual los habitantes de Chicago y sus alrededores se han vuelto insensibles, dijo Taylor, una joven que trabaja con la juventud y que pidió que no se usara su apellido.

“Era el momento de que hiciéramos algo para realmente sacudir las cosas, porque a este punto es un problema más grande”, señaló. “No es solamente un problema de afroamericanos, no es solamente un problema del sur. Es un problema de la ciudad. Realmente solo estamos tratando de crear conciencia, de tal manera que nuestros legisladores puedan hacer la diferencia”.

Taylor perdió un amigo y un familiar por la violencia con armas.

“Quiero que haya algo de emoción y algunas miradas puestas hacia muchos de estos problemas”, comentó. “Quiero que la gente entienda que estos son seres humanos con historiales. No, ellos no son perfectos. Nadie es perfecto, pero todos merecemos una oportunidad”.

Participar en un acto de desobediencia civil no es algo a lo que se ingresa de manera ligera, dijo Hugh McElwain, profesor emérito de Dominican University en River Forest. McElwain tomó parte en marchas y actos de desobediencia civil durante la Guerra de Vietnam – de manera local y nacional – y marchó con Martin Luther King Jr.

Aquellos que lo hacen deben aceptar la consecuencia de que pueden ser arrestados y encarcelados, dijo.

“La desobediencia civil significa que es desobediencia a la ley, pero es civil en el sentido de que has decidido que no quieres romper esta ley, pero hay una ley superior a la que estas llamando la atención”, dijo McElwain. “Qué pasa con estos derechos humanos básicos: si no tienes comida, cuidado a la salud o educación no vas a tener mucho futuro”.

No todos están de acuerdo en que la desobediencia civil es lo correcto, dijo McElwain, pero los católicos históricamente han liderado estos esfuerzos porque su fe y su enseñanza social católica los mueve a hacer algo radical para llamar la atención hacia aquellos que están sufriendo.

“Lo haces y aceptas las consecuencias esperando que la atención que llevaste hacia la situación pueda cambiar la mentalidad de la sociedad, pero no lo sabes”, mencionó. “Yo siempre le digo a las personas que Gandhi fue asesinado. Jesús fue crucificado. Martin Luther King fue asesinado. Si estas escogiendo esto, estas escogiendo algo que es realmente problemático. Tienes que estar convencido de que la injusticia que estás protestando significa más que la injusticia de la inconveniencia que estás causando por una hora aproximadamente”.

Es un atolladero, dijo, y no es algo que se pueda justificar fácilmente a otros.

“Solo dices que no. ‘No estamos recibiendo una audiencia y esta es la única manera’”, señaló. “Las personas están diciendo ‘te hemos estado mencionado este problema, pero nada está cambiando así que vamos a hacer algo drástico’. Le informas a todos lo que vas a hacer, lo haces y asumes las consecuencias”.

Advertising