Área de Chicago

Cinco escuelas católicas cerrarán a final del año escolar

By Joyce Duriga
January 30, 2018

Al final del año académico 2017-2018, cinco escuelas —St. Cyprian (River Grove), Holy Cross (Deerfield), Incarnation (Palos Heights), St. Michael (Chicago) y Our Lady of the Ridge (Chicago Ridge) —cerrarán, anunció la Arquidiócesis de Chicago el 17 de enero.

Los cierres son el resultado del bajo número de inscripciones y déficits presupuestarios. La decisión para dos de las escuelas, St. Cyprian y St. Michael, surgió del proceso Renueva mi Iglesia que se lleva a cabo a lo largo de la arquidiócesis.

Al momento del anuncio, el número de inscritos en las escuelas eran los siguientes: St. Cyprian, 138; Holy Cross, 112; Incarnation, 142; St. Michael, 80; Our Lady of the Ridge, 133.

“Nos entristece ver la acción que se ha tomado en las cinco escuelas católicas”, dijo Jim Rigg, superintendente de escuelas para la Arquidiócesis de Chicago. “Los cierres reflejan escuelas que tienen un número de inscritos significativamente bajo. En cada caso, las escuelas tienen menos de 150 estudiantes”. 

Para las tres escuelas que están cerrando que no estuvieron involucradas en el proceso de Renueva mi Iglesia, la arquidiócesis ha estado trabajando con ellas durante algún tiempo para mejorar la matrícula y las finanzas.

“En todos los casos trabajamos con ellos, sugerimos estrategias, creamos algunos objetivos y ellas no pudieron alcanzar los objetivos del número de inscripciones y finalmente tuvieron que cerrar”, dijo Rigg. “Las decisiones sobre cierres siempre son dolorosas y controversiales pero no debería haber mucha sorpresa en estas comunidades”.

El pasado otoño, las escuelas arquidiocesanas adoptaron un nuevo plan estratégico para guiarlas durante los próximos cuatro años. El plan se enfoca en cinco áreas clave: identidad católica, excelencia académica, liderazgo, gerencia y vitalidad financiera.

También sugiere que antes que una decisión de cerrar una escuela sea tomada, se tiene que hacer un trabajo extenso con los grupos de interés locales y establecer metas claras en relación a la matrícula, finanzas y progreso académico. Esto ocurrió en el caso de todas estas escuelas, señaló Rigg.

Las escuelas que enfrentan una matrícula en descenso reflejan cambios demográficos también vistos en escuelas públicas locales.

“En cada uno de estos casos se hicieron esfuerzos valientes para recaudar dinero a fin de aumentar la matrícula y mantener a las escuelas funcionando. Al final del día, la mayoría de estas escuelas estaban enfrentando desafíos demográficos que no tenían nada que ver con la calidad de la escuela o cualquier cosa que los maestros estaban o no haciendo”, comentó Rigg. “Simplemente están ubicadas en áreas donde la población está cambiando”.

A pesar del dolor y la tristeza que viene con el cierre de escuelas y parroquias, hay esperanza.

“Somos una iglesia pascual. Creemos que hay renacimiento después de la muerte. Renueva mi Iglesia representa un esfuerzo para revitalizar, reavivar nuestra iglesia local”, dijo Rigg. “Así que a pesar de que es doloroso cerrar escuelas sabemos que todo esto es en preparación para un período de renacimiento a lo largo de la arquidiócesis, no solo en nuestras escuelas católicas sino en las parroquias, ministerios parroquiales, agencias sociales y las diferentes maneras que traemos Cristo a aquellos a quienes servimos”. 

Advertising