Área de Chicago

Escuelas se preparan para becas de crédito tributario 2018

By Michelle Martin
January 3, 2018

Estudiantes de kínder trabajan con estudiantes de séptimo grado en la escuela St. Mary Star of the Sea el 16 de diciembre de 2015. Foto: Karen Callaway/Católico

Las escuelas católicas a lo largo de la Arquidiócesis de Chicago esperan dar la bienvenida a más estudiantes el próximo año y algunas familias que ya asisten a escuelas católicas buscan tener una ayuda económica con una nueva ley estatal que entrará en efecto que ofrece créditos tributarios por donaciones a fondos de becas privadas.

Las becas permitirán a familias de medianos y bajos ingresos obtener ayuda para asistir a las escuelas de su elección. Aunque las familias con ingresos de hasta un 400 por ciento por encima de la línea de pobreza de $73,800 para una familia de cuatro personas serán elegibles para algo de ayuda, las familias de ingresos más bajos tienen prioridad y pueden recibir más ayuda —hasta un 100 por ciento de la matrícula y las tarifas requeridas en la escuela de su elección. 

La ley hace que Illinois sea el estado 18 en permitir lo que se llama “becas de crédito tributario” para estudiantes desde kínder hasta la escuela secundaria que asisten a escuelas privadas. En vez del estado proveer vales escolares directamente a los estudiantes, la ayuda vendrá de organizaciones de terceros sin fines de lucro, que pueden aceptar donaciones de individuos y corporaciones. Esas donaciones calificarán para un crédito tributario del estado de 75 por ciento, lo que significa que alguien que done $1,000 recibiría un crédito tributario de $750.

La cantidad total de las becas está limitada a $100 millones por año, y está supuesta a ser dividida geográficamente, con un 51 por ciento de los fondos destinados a ayudar a estudiantes en el Condado de Cook, y aproximadamente 10 por ciento a estudiantes del Condado de Lake, según Jim Rigg, superintendente de escuelas de la Arquidiócesis de Chicago.

“Nuestra misión es servir a todos los que vienen a nosotros, con una opción preferencial por los pobres” ” señaló Rigg. 

Él espera que las becas ayudarán a las familias que quieren una educación católica para sus hijos a que lo logren. “La accesibilidad económica es la razón principal por la cual las familias no seleccionan nuestras escuelas, y la razón principal del por qué las familias se van en el medio de la educación de un niño”, dijo.

Las escuelas hacen todo lo que pueden para mantener sus escuelas asequibles, dijo, con una matrícula para la escuela primaria de aproximadamente $5,000 en promedio al año, mientras que el costo promedio por estudiante es aproximadamente $8,000 al año.  

Los partidarios de escuelas privadas, incluyendo la Conferencia Católica de Illinois, han estado presionando por las becas de crédito tributario durante años, comentó Rigg, pero hubo poca acción hasta este verano, cuando se logró como parte del acuerdo presupuestario. 

La ley se aprobó a finales de agosto, dejando al estado, así como también a las escuelas y sus partidarios con poco tiempo para crear el mecanismo por el cual se recaudará el dinero y serán otorgadas las becas.

Rigg dijo que la Oficina de Escuelas Católicas está dirigiendo a los donantes a Empower Illinois, la organización que otorga becas, que está trabajando con todas las seis diócesis católicas en el estado, así como también con grupos de escuelas judías, luteranas y otras instituciones.

Empower Illinois era conocida hasta diciembre como One Chance Illinois, una organización de apoyo que ayudó a trabajar con proveedores de educación privada para aprobar la ley. Luego se  reinventó como un proveedor de becas, ya que podía usar su actual estatus sin fines de lucro.

Rigg dijo que la Oficina de Administración y Desarrollo (Office of Stewardship and Development) de la arquidiócesis ha estado trabajando para identificar potenciales donantes al fondo de becas de tal manera que el dinero estará disponible este año.

Mendoza dijo que así es como la organización está destinada a trabajar: como un facilitador para proveedores de educación y sus comunidades. Las escuelas o grupos de escuelas desarrollarán relaciones con los donantes y dirigirán a las familias que deseen solicitar para las becas al sitio web de Empower Illinois.

Podría haber hasta 15,000 becas otorgadas a lo largo del estado el próximo año, dependiendo de la cantidad donada y el número de solicitudes. Cada una de esas familias probablemente va a estar en comunicación con la organización que otorga las becas dos o tres veces, o incluso más. Eso significa planear — y tener la capacidad para el apoyo telefónico y en línea — para más de 90,000 contactos, dijo.

Para más información, visite schools.archchicago.org.

Advertising