Área de Chicago

Esfuerzo creciente contra la violencia doméstica

By Joyce Duriga
November 1, 2017

Representantes de parroquias que tienen un ministerio activo de “Concienciación de abuso de violencia doméstica" en un misa de toda la arquidiócesis el 30 de septiembre en la Catedral del Santo Nombre. Foto: Karen Callaway/Católico.

Una de cada tres mujeres y uno de cada cuatro hombres en Estados Unidos ha experimentado alguna forma de violencia física por parte de un compañero íntimo. En un día típico, las líneas telefónicas directas de violencia doméstica reciben aproximadamente 21,000 llamadas, un promedio de cerca de 15 llamadas cada minuto.

Estas son apenas dos estadísticas reportadas por la Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica y el por qué el Padre dominico Chuck Dahm ha liderado la responsabilidad de crear conciencia sobre la violencia doméstica en las parroquias a lo largo de la Arquidiócesis de Chicago.

Los organizadores celebraron ese esfuerzo el 30 de septiembre durante una misa en la Catedral del Santo Nombre, donde representantes de 80 iglesias con ministerios para crear conciencia sobre la violencia doméstica ingresaron a la iglesia con avisos de color morado que llevaban los nombres de las parroquias. Dahm ha predicado sobre el tema a más de 100 de las 344 parroquias de la arquidiócesis.

“Durante la guerra de Vietnam hubo 58,000 estadounidenses que fallecieron en esa guerra. Pero en el mismo período de tiempo, 54,000 mujeres fueron asesinadas por sus compañeros aquí mismo en los Estados Unidos”, dijo Dahm en una homilía en YouTube (vea https://youtu.be/yxPEreSlq_c).

Los hombres también son víctimas de la violencia doméstica pero la mayoría de los abusados son mujeres, señaló Dahm, y el abuso no discrimina por raza, estatus social o geografía.

“La violencia doméstica es mucho más amplio que la violencia física. Su definición es cualquier fuerza del comportamiento que busca control sobre otra persona”, dijo Dahm. Esa fuerza puede ser física, emocional, sexual o económica.

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos abordó el problema en 1992 y 2002 con su carta pastoral “When I Call for Help: A Pastoral Response to Domestic Violence Against Women” (Cuando pido ayuda: una respuesta pastoral a la violencia doméstica contra las mujeres).

La carta (vea www.usccb.org) aborda, entre otras cosas, el uso de las Escrituras por algunos abusadores para mantener a sus víctimas en la relación.

“Como obispos, condenamos el uso de la Biblia para apoyar comportamientos abusivos de cualquier tipo. Una lectura correcta de las Escrituras lleva a las personas hacia una comprensión de la dignidad equitativa de los hombres y mujeres y a relaciones basadas en la reciprocidad y el amor”, señala.

La carta también motiva a realizar esfuerzos como Domestic Violence Outreach (vea www.domesticviolenceoutreach.org) de la arquidiócesis que busca crear conciencia sobre el problema, conectar a las víctimas a servicios y promover esfuerzos de prevención. Los ministerios basados en las parroquias no dan consejería a las víctimas pero las refieren a Caridades Católicas para que reciban ayuda.

La parroquia St. Ailbe, 9015 S. Harper Ave., comenzó su ministerio en 2015, luego de una visita de Dahm.

Ellos llevan a cabo foros, mensualmente colocan información sobre la violencia doméstica en el boletín, presentan films para la parroquia y también hacen actividades de alcance para estudiantes de secundaria y universidad.

La parroquia y la comunidad local han respondido bien al ministerio, dijo Legertha Barner, miembro del comité que asistió a la misa.

“Hay una necesidad. Es verdadero”, dijo Barner. “Afecta a todas las familias. Puede que no sea yo personalmente, pero yo conocería a alguien”.

La parroquia Sacred Heart en Palos Hills comenzó su ministerio hace cinco años. Un grupo central de cinco personas está involucrado en el ministerio.

“Hemos sido extremadamente afortunados. Nuestros dos pastores han apoyado nuestras actividades y la promoción de lo que hacemos y cómo lo hacemos”, comentó Diane O’Brien.

VIOLENCIA DOMÉSTICA EN ILLINOIS

La violencia doméstica es la intimidación intencional, ataque físico, agresión, asalto sexual y/u otro comportamiento abusivo como parte de un patrón sistemático de fuerza y control perpetrado por un compañero íntimo contra el otro. Incluye violencia física, violencia sexual, amenazas y abuso emocional. La frecuencia y severidad de la violencia doméstica puede variar dramáticamente.

• En 2014, casi 65,800 incidentes de violencia íntima fueron reportados a las fuerzas del orden público en Illinois. Muchos otros no fueron reportados.

• Entre julio de 2013 y junio de 2014, hubo 84 muertes relacionadas con la violencia doméstica en Illinois, incluyendo 15 niños.

• 26.9% de los homicidios por violencia doméstica fueron cometidos con armas de fuego, significativamente menos que la tasa nacional.

Para recibir ayuda llame a la Línea directa de 24 horas de Violencia Doméstica Nacional al 800.799.7233 o 800.787.3224 TTY para asistencia con consejería o visite www.ndvh.org. O visite www.archchicago.org y busque “domestic violence”.

 

Advertising