Área de Chicago

Celeste Flores, premio Gadium et Spes de la Noche de Gala 2017

By Redacción Católico
November 1, 2017

Celeste Flores cerca de la planta de carbón en Waukegan el 26 de octubre. Foto: Karen Callaway/Católico

La defensa del medio ambiente es para Celeste Flores la mejor manera de expresar su fe católica.

Celeste es directora de divulgación en Lake County de Faith in Place, una organización interreligiosa en favor del medio ambiente. La misión de esta organización, dice ella, es que la gente de fe desarrolle una conciencia ecológica y que sean ellos mismos quienes protejan el medio ambiente.

“Tratamos de empezar grupos, puede ser en iglesias cristianas, en casas de feligreses, en sinagogas” dice al explicar su trabajo.

Los grupos con los que trabajan actualmente son entre 15 y 20. Celeste va con su equipo y pueden hablar sobre formas de energía o sobre la manera de comenzar un jardín con especies nativas, comenzar huertos para cultivar verduras.

La planta de carbón

Su labor es especialmente importante en Waukegan, donde ella trabaja. Allí, los residentes tienen años tratando de cerrar una planta de carbón, propiedad de NRG. Celeste ha dicho que es inevitable que la planta cierre, pero quieren que la planta y el gobierno de la ciudad tengan un plan de transición, pues la quema del carbón forma residuos tóxicos de ceniza.

Afirma que además del daño que dicha planta causa a la salud, tiene también un impacto económico. “No hemos podido desarrollarnos como debemos” dice, “como puedes ver en Highland Park o Lake Forest, que también tienen el lago, pero tienen muchos más recursos económicos y más trabajos.”

Celeste afirma que algunos residentes están preocupados por dejar de recibir el dinero que la ciudad recibe en impuestos de la planta de carbón. Una opción que se ha mencionado es la habilitación de la orilla del lago como lugar turístico.

“Cada alcalde, cada alderman siempre dicen que quieren revitalizar aquí, junto al lago” afirma. “Quieren poner edificios o condos. Vas a ver el lago, que está hermoso, pero también vas a ver esta planta de carbón. ¿Quién va a querer ver eso?”

Celeste ha repetido la importancia de asegurarse que, una vez retirada la planta de carbón, su gente pueda seguir viviendo en Waukegan. “Porque suena bonito decir que vamos a tener esos condos, pero ¿quiénes van a venir a vivir aquí? Y la gente que ya está, ¿a dónde se va?” pregunta.

Laudato Si

Celeste Flores, de 26 años, nació en Mundelein Illinois, y sus padres son originarios del Estado de México. Desde niña hace trabajo de ministerio, pues sus papás estaban involucrados en la iglesia. “Iban a las juntas y yo no me podía ir a la casa, así que me quedaba en la junta y decía ‘ok, hay necesidad, yo puedo ayudar’”

El trabajo con el medio ambiente lo ha estado haciendo por los últimos tres años, como parte de la coalición Clean Power Lake County, ha trabajado también con Sierra Club y recién ha comenzado su trabajo con Faith in Place.

Le sorprendió gratamente lo mucho que abarca la encíclica Laudato Si, del papa Francisco, pues involucra a las grandes compañías y el papel de la sociedad de consumo. “Ahora con Faith in Place voy a poder usar más el documento” dice.

Le llama la atención la forma en que el Papa hace énfasis en que los pobres suelen llevar la carga de este problema. “En los vecindarios donde vive la gente pobre, las minorías, es más fácil poner plantas de carbón, alguna planta nuclear o refinerías de petróleo, porque las compañías piensan que la gente no va a decir nada”.

Sobre el reconocimiento de la Noche de Gala, le da gusto saber que la Iglesia ve y reconoce el trabajo que muchos grupos de jóvenes adultos están haciendo en la evangelización.

“Es bueno saber que se está pensando en los jóvenes” dice. “Porque siempre se habla de qué podemos hacer para que los jóvenes adultos se involucren más con la iglesia, y siento que a veces esas conversaciones se dan con personas que no les preguntan a los jóvenes qué quieren hacer, o qué les inspira para seguir.”

“Mucho del enfoque que yo he visto ahora con los jóvenes adultos con la arquidiócesis de Chicago es para los anglos, no estamos hablando suficiente de la diferentes realidades de los jóvenes adultos en la arquidiócesis”.

“También me da gusto saber que la arquidiócesis está pensando en el encíclica de cuidado de la casa común" agrega. "El tiempo para tomar acción para combatir cambio climático y la justicia social es hoy, no mañana.”

Celeste tiene cuatro años participando en juntas y organizando marchas para  abogar por la transición de la planta de carbón. "Pero todas las luchas son a largo plazo” dice.

Advertising