Área de Chicago

Los matrimonios de oro dependen de la paciencia y el perdón

By Chicago Catholic
September 26, 2017

Los matrimonios de oro dependen de la paciencia y el perdón

El secreto de medio siglo de matrimonio es la paciencia, según varias parejas que participaron en la misa de aniversario de Bodas de Oro el 17 de septiembre en la Catedral del Santo Nombre.
El Cardenal Cupich acepta los dones de una pareja durante la misa especial el 17 de septiembre. Foto: Karen Callaway/Católico
Barry y Kay Wawrzyn de St. Mary’s en Lake Forest y June y Dennis Spoonhour de St. Alexander en Palos Hills renuevan sus votos. Foto: Karen Callaway/Católico

El secreto de medio siglo de matrimonio es la paciencia, según varias parejas que participaron en la misa de aniversario de Bodas de Oro el 17 de septiembre en la Catedral del Santo Nombre.

Eso fue lo que dijo Felicia Geinosky, mientras esperaba que le tomaran una foto afuera de la catedral antes de la misa.

“Simplemente sabes que estas en esto juntos”, añadió su esposo, Fred Geinosky. La pareja se casó el 15 de julio de 1967 en la parroquia Five Holy Martyrs, en 4327 S. Richmond St. Ellos son ahora miembros de la parroquia St. Julian Eymard en Elk Grove Village.

También estaban en la fila para una foto Josephine y Fernando Guerrero, que se casaron en las Filipinas el 16 de noviembre de 1967. Cuatro días después, se fueron para Canadá. Han vivido en el área de Chicago desde 1971, y son miembros de la parroquia Holy Family en Inverness.

“Si hay amor, hay paciencia y comprensión”, señaló Josephine Guerrero.

Ellos se encontraban entre aproximadamente 410 parejas que asistieron a la misa anual reconociendo a aquellos que están celebrando aniversarios de boda de oro este año, el cardenal Cupich celebró la misa, y predicó sobre el tema del perdón del texto del Evangelio para el día. Cada matrimonio, especialmente aquellos que han durado medio siglo, necesita del perdón una y otra vez, y cada vez que un miembro de la pareja perdona al otro, ambos tienen una oportunidad para crecer, dijo el cardenal.

“Ustedes han crecido en su comprensión que Dios siempre los llama para algo nuevo debido a su perdón y a su perdón el uno al otro”, mencionó el cardenal Cupich. “Su perdón el uno al otro crea mejores padres, mejores amigos de otros, mejores participantes en la vida de la iglesia”.

Advertising