Área de Chicago

Pese a recortes presupuestales, organizaciones comunitarias siguen de pie

By Redacción Chicago Católico
July 1, 2017

Integrantes de Las Luciérnagas durante una reunión en 2015. (Karen Callaway/Católico)

La Campaña Católica para el Desarrollo Humano (CCHD por sus siglas en inglés) celebró el 21 de junio su reunión anual con las organizaciones que reciben su apoyo financiero.

Esa mañana escuchamos a representantes de grupos que trabajan por los derechos de los inmigrantes, por el acceso a la vivienda, contra la discriminación y a favor de las personas con discapacidades, entre otros.

Ellos han recibido parte de los 630 mil dólares que CCHD repartió en apoyos en 2016. El objetivo era, además de conocerse y establecer contactos entre las diferentes organizaciones, hablar sobre el proceso de apoyos de 2017-2018.

En la reunión pudo percibirse la energía de grupos como Mujeres Unidas. Asentado en la parroquia de Sta. Eulalia, esta cooperativa se ha consolidado por medio de un negocio de comida que ofrece trabajo y capacitación a mujeres, así como ayuda con el cuidado de niños para que las madres de familia puedan trabajar. En noviembre de 2014, Católico publicó un artículo sobre esta cooperativa.

Hubo también representantes de Latino Union, que trabaja con jornaleros que buscan empleo en espacios como el estacionamiento de Home Depot en Cicero y 29th, y que a menudo reciben abusos de sus empleadores y en ocasiones, robos de salario. Sobre ellos, también ha escrito Católico en noviembre de 2012.

Se contó con la presencia de Progress Center for Independent Living, una agrupación operada por y para personas con discapacidades que busca que organismos como la CTA provean acceso a personas con discapacidades, así como la defensa de sus derechos, ya que expresaron que es difícil para estas personas encontrar trabajos con una paga decente.

Algunas de las organizaciones buscan desarrollar líderes comunitarios, dar educación financiera, ofrecer programas educativos y por la defensa del medio ambiente en los barrios.

Pese al entusiasmo, era inevitable sentir la incertidumbre que enfrentan los grupos activistas en estos tiempos de recortes presupuestales, noticias como la propuesta del gobernador del estado Bruce Rauner de cortar millones en apoyo a programas escolares, servicios a inmigrantes y programas de asistencia como estampillas de comida a fin de balancear el presupuesto de Illinois para 2018.

“Indigna ver cómo el presupuesto del estado ha tenido impacto en nuestras organizaciones”, dijo Elena Segura, directora diocesana de CCHD. “Nosotros necesitamos estar presentes y acompañar a la comunidad” agregó. “Ustedes están facilitando que la gente de su comunidad sean actores, parte activa de su desarrollo”.  Segura dijo que esta es una manera de invitar a la gente de fe a participar e involucrarse en la sociedad. “La iglesia tiene que estar más conectada con la gente” afirmó.

Aunque tiene su origen en Chicago, en 1969, CCHD es un programa nacional de la Conferencia de Obispos Católicos que surge como respuesta a las injusticias sistémicas que las comunidades de bajos recursos padecen.

Una cuarta parte de los fondos colectados se quedan en la diócesis, para financiar organizaciones locales que cumplen con la misión de CCHD, mientras que el otro 75 por ciento se envía a la oficina nacional para financiar organizaciones en diócesis por todo el país.

Los fondos se recolectan en noviembre en la mayoría de las diócesis. Este año, no deje usted de cooperar. En los próximos meses, Católico visitará algunas de estas organizaciones para saber más de su labor.

Topics:

  • cchd

Advertising