Área de Chicago

En su centenario, Caridades Católicas reafirma su compromiso con los más necesitados

By Redacción Católico
June 1, 2017

El arzobispo Christophe Pierre, Nuncio Papal del Vaticano para los Estados Unidos. Foto: Karen Callaway/Católico

Con una misa de acción de gracias en la Catedral del Santo Nombre, el 7 de mayo se celebraron los cien años de Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Chicago.

Ante unas setecientas personas, el Nuncio Apostólico, arzobispo Christophe Pierre, embajador del Papa Francisco en los Estados Unidos, dio la homilía e impartió la bendición del papa.

En su homilía, el nuncio destacó lo significativo de la fecha, pues la fecha marcaba el día del Buen Pastor.

“Un pastor según el corazón de Dios” dijo el nuncio “tiene un corazón lo suficientemente libre para poner de lado sus propias preocupaciones. Él no vive calculando sus ganancias o qué tanto ha trabajado: él no es un contador del Espíritu, sino un Buen Samaritano que busca a aquellos en necesidad. Para el rebaño, él es un pastor, no un inspector y él se dedica a la misión no un cincuenta o sesenta por ciento, sino con todo lo que tiene…Él no se detiene cuando se decepciona y no se rinde ante el cansancio. De hecho, él es obstinado en hacer el bien, ungido con la obstinación divida que no pierde de vista a nadie.”

Palabras muy acordes con la misión de Caridades Católicas, en palabras de Mons. Michael Boland:

“Hoy en día, Caridades Católicas anualmente asiste a casi un millón de personas en más de 150 ubicaciones a través de los condados de Cook y Lake, ayudando a personas a superar los desafíos de la pobreza, la falta de vivienda, el hambre, la enfermedad mental, el abuso, la violencia y el envejecimiento. Ofrecemos una amplia gama de servicios sociales a los niños, las familias, las personas de tercera edad, los veteranos, los jóvenes y a cualquier persona en necesidad, sin importar su religión, su raza, su nacionalidad o sus antecedentes personales.”

En Chicago, Caridades Católicas fue fundada poco después del comienzo de la Primera Guerra Mundial después que una epidemia de gripe dejara a muchas madres cuidando a sus familias solas. El Cardenal George Mundelein reunió a un grupo de prominentes hombres de negocio católicos — incluyendo a Charles Comiskey de los White Sox y a Marshall Field III — para recaudar dinero para la iglesia. Rápidamente evolucionó hacia un esfuerzo para ayudar a los pobres. En 1918 Caridades Católicas fue incorporada.

Como las Caridades Católicas más grande del país en la actualidad, Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Chicago sirve a una persona cada 30 segundos en los condados de Cook o Lake. Las agencias de Caridades Católicas Diocesanas están incorporadas separadamente. Algunas tienen otros nombres como Servicios Sociales Católicos. Ellas se conectan unas con otras a través de Caridades Católicas de Estados Unidos.

Hoy en día, Caridades Católicas de la Arquidiócesis, encabezada por Mons. Michael Boland, tiene 150 programas en 153 localidades a lo largo de los condados de Cook y Lake.

Al final de la misa de aniversario del 7 de mayo, Mons. Boland presentó al Cardenal Cupich con el primero de sus Premios Centenarios de Caridades Católicas por un “testimonio extraordinario del Evangelio”.

“Mientras Caridades Católicas ha crecido y se ha adaptado a través de los años” escribió Mons. Boland, “nuestra misión sigue siendo la misma: amar y cuidar de los más necesitados, tal como Jesús nos enseñó. Nuestro compromiso de tratar a todos los que caminan por nuestras puertas con la máxima dignidad y respeto, se deriva de nuestra creencia firme en el valor y la santidad de cada vida humana. Damos a los que acuden a nosotros mucho más que un paquete de alimentos, una comida caliente, o una cama para la noche, aunque esas cosas son de importancia vital, les damos esperanza. Les enseñamos que son atendidos y que sus vidas tienen importancia. Restauramos su dignidad y les ayudamos a encontrar un nuevo camino.”

Advertising