Advertisements ad ad ad ad

Catolico: Periódico oficial en Español de la Arquidiócesis de Chicago

Compromiso a la acción por la reforma migratoria

Texto: Redacción Chicago Católico

Ala espera de una resolución en el congreso que permita la regularización de unos once millones de inmigrantes sin papeles en este país, un grupo de líderes religiosos de la Arquidiócesis de Chicago llamó a la acción por una reforma migratoria integral, bajo la campaña Juntos como Hermanas y Hermanos.

La campaña fue dada a conocer en una conferencia de prensa en la capilla de la Catedral del Santo Nombre el 11 de abril, por los grupos Sacerdotes por la Justicia, que reúne a más de 200 sacerdotes, y Hermanas y Hermanos de Inmigrantes, que representa a 59 órdenes religiosas.

Ante los medios de comunicación se leyó, en inglés y en español, el mensaje que el Cardenal Francis George envió para la ocasión. “Ahora es el momento de arreglar este sistema que no funciona” dice el comunicado, “un sistema que por mucho tiempo ha dividido y desbastado a muchas familias a través de las deportaciones masivas, sometiéndolas a maltratos y discriminación por parte de empleadores y otros, lo que ha cubierto con un manto de miedo paralizante a la comunidad inmigrante.”

El comunicado del cardenal dice que una legislación aceptable debe proporcionar un camino a la ciudadanía para los indocumentados en el país; preservar la unidad familiar; proporcionar caminos legales para que los trabajadores inmigrantes poco cualificados puedan venir y trabajar en los Estados Unidos; restaurar las debidas protecciones del debido proceso de nuestras políticas de control migratorio, y abordar los principales factores de expulsión de la migración, como la persecución y la disparidad económica.

Fue la hermana Rose Therese Nolta, de Hermanas y Hermanos de Inmigrantes, quien anunció las acciones de esta campaña, que incluyen oración y ayuno por una acción legislativa; llevar a cabo un “día de llamadas” a los legisladores para pedirles que resuelvan una reforma migratoria integral y compasiva; escribir letras a editores de los medios sobre la necesidad de una reforma migratoria, y promover en sus comunidades una campaña de envío de tarjetas a los legisladores.

“Las familias están sufriendo, los niños están siendo separados de sus padres y hay inmigrantes en los centros de detención esperando a ser deportados” dijo la hermana Nolta, quien agregó que las acciones de la campaña son lo menos que podemos hacer para ayudar a mantener a las familias juntas.

Un ejemplo de la dolorosa separación familiar que está afectando a la comunidad inmigrante fue el presentado por la señora Cecilia García, miembro de la parroquia de Sta. Rita de Cascia, cuya familia ha sido separada luego de que, en octubre, su esposo, Hugo Enrique Velázquez, fuera detenido al conducir con placas vencidas. Al ver los registros, los agentes de migración se dieron cuenta de que Velázquez había sido deportado años atrás, por lo que fue enviado a México.

Con la esperanza de reencontrarse con su esposa (quien es ciudadana estadounidense) y sus cinco hijos, Velázquez trató de entrar ilegalmente a los Estados Unidos y fue capturado luego de que el grupo con el que cruzaba fuera abandonado en el desierto. Velázquez ahora se encuentra en un centro de detención en Texas, esperando una resolución de su caso.

La Sra. García dijo que la tensión y la incertidumbre están destruyendo a su familia, pero que conservan la esperanza de que volverán a reunirse con su esposo. Su temor, dijo, es que los hijos se acostumbren a la ausencia del padre.

Habló también Nayeli Bolaños, de la parroquia San Juan Bosco. Bolaños tiene 20 años, pero ha vivido en los Estados Unidos desde los 2 años. Actualmente asiste a la universidad, pues espera llegar a ser una enfermera registrada. Ella ha presentado su solicitud para recibir los beneficios de la Acción Diferida, el programa que permite a los jóvenes en casos parecidos un permiso legal por dos años.

Bolaños se preguntó qué pasará después de esos dos años, y se pronunció por una solución más de fondo, la aprobación del DREAM Act que permitiría que estos jóvenes se conviertan en ciudadanos, y por supuesto una reforma migratoria integral que permita a sus padres la regularización de su estatus.

“El Cardenal, junto con los obispos, queremos anunciar que ya hemos esperado demasiado y que vamos a hacer algo importante” dijo el obispo John Manz, cuando transmitió en español un mensaje de solidaridad del Cardenal. Asimismo, religiosas, religiosos, sacerdotes y laicos firmaron un documento en el que se comprometen a trabajar en favor de una reforma migratoria integral y compasiva.

Participe en la peregrinación por una reforma migratoria integral, este 30 de mayo.Los participantes saldrán de tres parroquias: Old St. Patrick, (700 W. Adams St.); St. Adalbert (1650 W. 17th St.); y Notre Dame de Chicago, (1334 W. Flournoy St.). La peregrinación avanzará a la parroquia de la Sagrada Familia en 1080 W. Roosevelt Road, donde el Cardenal George conducirá un servicio de oración a las 7:30 p.m.