Advertisements ad ad

Catolico: Periódico oficial en Español de la Arquidiócesis de Chicago

Día de Acción de Gracias, un agradecimiento a Dios

Padre Marco A. Mercado

Director Oficina para Católicos Hispanos

Queridos hermanos y hermanas, con gusto los saludos en este mes de noviembre, mes en que recordamos una de las tradiciones y festividades más bellas de los Estados Unidos; el día de Acción de Gracias. Dicha fiesta tiene un sabor muy especial ya que gracias a Dios no se ha comercializado y se celebra independientemente del credo religioso, esto permite reservar un día para intencionalmente unirnos como familia y dar gracia a Dios por todas sus bendiciones.

Para nosotros como comunidad hispana es muy natural reunirnos como familia regularmente, pero lo que esta fecha nos invita a añadir es el incluir la oración y el explicar sobre todo a los niños el sentido del agradecimiento a Dios por la vida, la fe y todo lo que tenemos y porqué no, hasta de lo que carecemos, no importa si en lugar del pavo hacemos tamales o popusas o lechón, la comida no es lo importante sino el contenido de hacer un alto en nuestra vida tan ajetreadas para tener un momento de reflexión y oración. Este puede ser un muy buen momento para rezar el Santo Rosario como familia y mantener esta oración que anteriormente y gracias a Dios aún en muchos hogares se reza diariamente en familia.

Como familia de iglesia el pasado 30 de septiembre nos reunimos con nuestro pastor, el Cardenal George, para nuestra XIII Noche de Gala, deseo agradecer a todos los que nos acompañaron y pudimos disfrutar de una noche de diversión, agradecimientos y esperanza. Más de mil personas nos reunimos y juntos recordamos nuestra historia al reconocer a Monseñor Leo Mahon, quien en la década del 50 fue el primer sacerdote diocesano en Chicago que aprendió el español y comenzó una atención más formal a los hispanos que en aquella época ya estaban en Chicago y que sobre todo en el norte de la ciudad no contaban con ningún tipo de servicio de la iglesia. Fue de igual forma una noche de esperanza, pues de los más de mil presentes casi 200 eran jóvenes y adolescentes y es precisamente para nuestros jóvenes que destinaremos los ingresos de dicha noche, como bien lo mencioné durante ese día, el objetivo de Noche de Gala no es recaudar dinero, sino unir y celebrar a nuestra comunidad hispana, pero dado el gran número de participantes y la generosidad de muchos de ustedes logramos obtener casi $ 20,000 dólares, mismos que regresarán para apoyar la formación y el liderazgo de nuestra juventud hispana que representa el 60% de nuestra comunidad. Por todo su apoyo, muchas gracias y nuevamente se hace realidad la frase “Sí se Puede” juntos podemos lograr muchas y grandes metas. Los invito a seguir apoyando a nuestros jóvenes para que experimenten en nuestras parroquias un ambiente de familia y tengan un encuentro personal con Cristo nuestro Señor.

En el mes de diciembre, específicamente el sábado 18, tendremos nuestra Posada Arquidiocesana en la Catedral del Santo Nombre, de una manera muy especial nos estaremos enfocando en nuestra juventud, para que sean ellos los que reciban y sigan transmitiendo y manteniendo estas bellas tradiciones propias de nuestra fe católica.

Con mi oración, agradecimiento les deseo un muy feliz y muy espiritual día de Acción de Gracias.