Advertisements ad ad ad

Catolico: Periódico oficial en Español de la Arquidiócesis de Chicago

Signos de la presencia de Dios

Juan Carlos Farias

Oficina para la Catequesis

El Catecismo de la Iglesia Católica nos indica que los sacramentos son signos eficaces de la gracia, instituidos por Cristo y confiados a la Iglesia por los cuales nos es dispensada la vida divina mediante la acción del Espíritu Santo (CIC,1131). Es decir, los sacramentos son signos visibles de la presencia de Dios en medio de nosotros y donde tenemos oportunidad de acercarse al misterio de lo divino. Según la noción presentada en Conceptos Fundamentales de Pastoral, coordinado por Casiano Floristan y Juan José Tamayo: ; "indica que el signo es la unión de un signifícate y un significado, es decir, toda cosa que nos lleva al concepto de otra cosa" y lo explica de manera muy fácil al decir que toda palabra es un signo, porque en la palabra se une un significante (el fonema) con un significado (el concepto).

Para entender bien esto tenemos que expresar algunos de los signos que son parte de la vida sacramental. En el bautismo por ejemplo, tenemos varios signos entre ellos tenemos el de la luz, el cirio pascual, el agua, los aceites; en la confirmación tenemos la imposición de manos y el aceite; en la Eucaristía tenemos el pan y el vino; en el sacramento del matrimonio, los anillos, etc… todos estos por sí solos no significan nada pero si estos signos son traducidos y complementados con el significado cristiano que estos signos simbolizan para nuestra experiencia religiosa entonces nos encontramos con signos sacramentales que nos indican la presencia de lo sagrado.

Por ejemplo, en el bautismo dijimos que el signo de la luz es un símbolo litúrgico que nos recuerda la presencia de Jesús en medio de nosotros. En las Sagradas Escrituras nos encontramos con varios textos bíblicos que nos hacen presente el testimonio de la luz como un testimonio de la presencia de Dios. Solamente citare dos de manera breve, el primero lo encontramos en el Antiguo Testamento y es el de la zarza ardiendo y que llama la atención de Moisés por qué no se consumía, al aproximarse escucha la voz que le advierte que no se acerque por que el lugar que pisa es sagrado (Ex 3: 2- 5). Esta imagen del fuego ardiente la tenemos presente en la celebración de Sábado Santo, en la bendición del fuego antes de comenzar la Vigilia Pascual y que es bendecida por el sacerdote recordarnos el inicio del mundo y donde Dios se encuentra presente y que es donde se toma la luz que encenderá el cirio pascual. La segunda referencia bíblica a la luz la encontramos en el Evangelio de San Juan donde Jesús dice: Yo soy la luz del mundo.

El que me siga no caminara a oscuras, sino que tendrá la luz de la vida (Jn 8:12) dos realidades de Jesús que se van a hacer presentes en la vida de un ciego de nacimiento que no podía ver y que a la misma vez no tenía vida en su plenitud (Jn 9). Este ciego de nacimiento va a recobrar la vista física pero también la luz de la vida (Jn 9: 35-41). Sin lugar a dudas que estos dos pasajes son muy ricos y que tendríamos mucho para reflexionar y entender el valor del signo de la luz que se nos entrega en el momento de nuestro bautismo. Esa luz que va a iluminar nuestra vidas y que nuestros padres son los que se comprometen con nosotros a mantenerla encendida en nuestras vidas.

Esta pequeña reflexión nos abre la oportunidad para que tomemos conciencia de las riquezas espirituales que nosotros encontramos en todos los signos y símbolos que están presentes en nuestras liturgias sacramentales. Partiendo de esta realidad sacramental en la que encontramos al mayor número de adultos participando como parte de la catequesis de preparación sacramental en cada una de nuestras parroquias, queremos ayudar a que todos aquellos lideres y equipos catequéticos que trabajan preparando a padres de familia y padrinos a que tomen conciencia de la gran oportunidad evangelizadora y catequética que tenemos a la mano. Es por ello, que la oficina para la Catequesis estará ofreciendo un taller sobre catequesis bautismal que se llevará a cabo en dos sesiones los días 29 de enero y el 12 de febrero. Son dos sesiones complementarias de estudio y reflexión.

Programa de preparación para la Confirmación de adultos

VICARIATO I:

Parroquia de Santa María del Popolo 116 N Lake Park Mundelein IL 60060 Comenzando el miércoles 30 de marzo de 2011. de 7 PM a 9: 15 PM (Ocho miércoles consecutivos)

VICARIATO II:

Parroquia de Nuestra Señora de la Merced 4432 N Troy St. Chicago Comenzando el Martes 29 de marzo del 2011. De 7 PM a 9: 15 PM (Ocho martes consecutivos)

VICARIATO III:

Iglesia Croata de la Santísima Trinidad 1850 S Throop Chicago IL 60608 Comenzando el miércoles 16 de marzo del 2011. De 7 PM a 9: 15 PM (Ocho miércoles consecutivos)

VICARIATO IV:

Comenzando el Lunes 7 de Marzo del 2011. De 7 PM a 9: 15 PM (Ocho lunes consecutivos)

Para más información llamar a Juan Carlos Farías González al 312-534-8049 o escribir a Jfarias@archchicago.org o ver la pagina WEB www.catechesis-chicago.org y buscar en la cejilla de español.